El Drama Cósmico

Introducción

Entre las formas de expresión de la literatura universal que existen desde la antigüedad, se encuentra el teatro, la creación de las obras destinadas a ser llevadas a escena. En la Grecia clásica existieron las fiestas anuales dedicadas al dios del teatro y son famosas las tragedias de Esquilo y Sófocles, entre otros, así como las comedias de Aristófanes.

La tragedia es el tipo de obra en la que los principales personajes están sujetos a un destino que los lleva a un final funesto. En cambio, la comedia, tiene un argumento en el que prevalece lo alegre o humorístico con un final feliz.

Entre los géneros del teatro y con el tiempo, también del cine, no puede faltar el drama que mantiene un equilibrio entre la tragedia y la comedia. Así, desde tiempos antiguos, en el teatro, se incluyó en el drama, la declamación, varios actores, diferentes voces, mímicas rituales y danzas.

Entre los diferentes géneros del teatro, en los colegios inicíaticos de todo el mundo se ha dado privilegio al drama para la transmisión de verdades cósmicas y para ilustrar la necesidad de transformación radical en el individuo.

Al trasladar estos géneros a la vida diaria, el Kalki Avatar de la Era de Acuario, el venerable maestro Samael Aun Weor explica en el capítulo 17 de su obra: “Las Tres Montañas”: el drama es para las gentes más o menos buenas; la comedia para los payasos y la tragedia para los perversos.

El Drama y Cristo

En cuanto a la importancia esotérica de esta bella expresión de la creación literaria, el Buda Maitreya, en el capítulo titulado: “El Arte”, de su obra: Revolución de la Dialéctica, explica lo siguiente: “El drama sirvió para transmitir a los iniciados valiosos conocimientos. Por medio del drama se transmitieron a los iniciados diversas formas de experiencia del Ser y manifestaciones del Ser.

Entre los dramas, el más antiguo es el del Cristo Cósmico. Los iniciados sabían muy bien que cada uno de nosotros debe convertirse en el Cristo de dicho drama, si es que realmente aspiramos al Reino del Superhombre. Los dramas cósmicos se basan en la Ley del Siete. Ciertas inteligentes desviaciones de dicha ley se utilizaron siempre para transmitir al neófito conocimientos trascendentales.”

Asimismo, en el capítulo número 18, titulado: “Criptas Subterráneas” de su Mensaje de Navidad 1973-1974 y titulado: Sí, hay Infierno… Sí, hay Diablo… Sí, hay Karma, el Venerable Maestro Samael Aun Weor, amplía su explicación acerca del Drama Cósmico:

El Drama Cósmico, la vida, pasión y muerte de nuestro Señor el Cristo, fue representada desde los antiguos tiempos por todos los Grandes Avataras. El Gran Señor de la Atlántida, antes de la segunda catástrofe transapalniana, representó en carne y hueso el mismo Drama de Jesús de Nazaret. En cierta ocasión un misionero católico que llegó a China encontró el mismo Drama Cósmico entre la gente de raza amarilla: “¡Yo creía que nosotros los cristianos éramos los únicos conocedores de este drama!”, exclamó el misionero. Confundido, colgó los hábitos.

Tal drama fue traído a la Tierra por los Elohim. Cualquier hombre que busca la Auto-Realización Intima del Ser, tendrá que vivirlo y convertirse en el personaje central de la escena cósmica.

El Drama Cósmico en el Nuevo Testamento

En los estudios gnósticos se explica muy claramente la diferencia entre la vida pública del gran iniciado Jesús y su vida privada. La Gnosisexplica que la mayoría de versículos de los cuatro evangelios canónicos tratan de la vida pública de Jesús de Nazaret o Jeshua Ben Pandhirá y que su vida privada tiene muchos aspectos radicalmente distintos a lo que se encuentran en la Biblia y que poco a poco han develado historiadores, antropólogos y arqueólogos.

Al continuar con la explicación del Drama Cósmico, por parte del Venerable Maestro Samael, en el capítulo 33 de su obra: “El Matrimonio Perfecto”, expone lo siguiente: todo el drama de la vida, pasión y muerte de Jesús es tan antiguo como el mundo. Este drama viene de las antiguas religiones arcaicas del pasado y se le conoce en todos los rincones del mundo.

Este drama es aplicable a Jesús y, en general, a todos aquellos que recorren la senda del filo de la Navaja. Ese drama no es la vida personal de un hombre. Ese drama es la vida esotérica de todos los que recorren el camino secreto. Lo mismo se le puede aplicar este drama a Jesús como a cualquier otro Iniciado cristificado. Realmente, el drama de la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesús, es un Drama Cósmico que existe desde mucho antes de la existencia del mundo. Ese drama es conocido en todos los mundos del espacio infinito.

Más adelante, en dicho capítulo, el Maestro amplía su explicación acerca de cómo se escribió el Drama Cósmico en el Nuevo Testamento: El trabajo de adaptar el Drama Cósmico a la nueva Edad, fue maravilloso. En este trabajo intervinieron grupos secretos de iniciados. Estos hicieron una obra espléndida.

En este blog: Gnosis Guatemala, hemos explicado ampliamente los fundamentos del Drama Cósmico. En la entrada titulada: ¿Por qué la Semana Santa es una fiesta movible?, hemos explicado el fundamento astronómico de la conmemoración de la Semana Santa y su relación a través del Mito Solar con el nacimiento de el niño Sol y la fiesta de Navidad. Hemos explicado además que en la Semana Santa, la tradición del Equinoccio de Primavera fue conmemorada por todos los pueblos antiguos y que tras los mitos de Prometeo en la Grecia clásica y del dios Bacab en Mesoamérica, se esconde el Drama Cósmico.

Por las abundantes pruebas que obtiene la Antropología Gnóstica de la religión comparada, así como por el conocimiento por imaginación, inspiración e intuición que enseña el Gnosticismo y por la experiencia mística directa, el Presidente fundador de las instituciones gnósticas sigue explicando en el capítulo citado del Matrimonio Perfecto: Jesús vivió el Drama de la Pasión, pero no es el único que lo ha vivido. Antes de él, algunos Iniciados como Hermes, Quetzalcoatl, Krishna, Orfeo, Buda, etc., etc., lo vivieron. Después de él, algunos otros lo han vivido. El Drama de la Pasión es Cósmico.

La diferencia entre Jesús y otros grandes iniciados que han vivido el Drama Cósmico está en que Jesucristo lo representó en carne propia y en la jerarquía: Jesús es el iniciado más exaltado de la Logia Blanca.

El papel de los apóstoles en el Drama Cósmico

Al estudiar el Nuevo Testamento desde el punto de vista del Drama Cósmico, es decir, como una obra de teatro extraordinaria, del más alto nivel esotérico; se entienden muchos pasajes, aparentemente ilógicos y confusos de los evangelios canónicos.

Por ese motivo Jesús conocía perfectamente lo que habría de ocurrirle: “Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches” (Mt 12:40). “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame”. (Lc 9:23).

El iniciado Jesús, sabía perfectamente el papel que tenía que vivir en el Drama Cósmico. Dicho papel ya estaba escrito mucho tiempo antes y los profetas habían develado parte del gran Drama. “he aquí que tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna” (Zc 9:9). “Y pesaron por mi salario treinta piezas de plata” (Zc 10:12).

En los evangelios, durante los acontecimientos relacionados con el Jueves Santo, si se lee con cuidado se encuentras ejemplos interesantes del papel que Jesucristo enseñó a cada uno de sus discípulos y que debieron seguir al pie de la letra.

“Y envió dos de sus discípulos, y les dijo: vayan a la ciudad, y les saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua; síganlo, y donde entre, digan al señor de la casa: el Maestro dice: ¿dónde está el aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos?. Y él les mostrará un gran aposento alto ya dispuesto; prepárenlo para nosotros allí”. (Mr 14:13-15).

Uno de los pasajes más claros de la obligación del papel que le tocó vivir a cada discípulo se encuentra en la Negación de Pedro: “entonces Jesús, les dijo: todos ustedes se escandalizarán de mí, esta noche; porque escrito está: heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas”. (Mt 26:31). En los evangelios, se lee que Pedro se atrevió a decir que él no se escandalizaría y no lo negaría y entonces el Maestro le respondió: “De cierto, de cierto te digo: no cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces” (Jn13:38).

Indudablemente, el papel más controversial de todos fue el de Judas Iscariote. El V.M. Samael Aun Weor, explica en el capítulo citado de su Mensaje de Navidad 1973-1974, libro titulado: “Sí, hay Infierno… Sí, hay Diablo… Sí, hay Karma”:

Cada uno de los doce Apóstoles de Jesús de Nazaret, tuvo que representar su papel en la escena. (…) También causa cierto dolor el hecho concreto de que Judas Iscariote, hasta la fecha actual, es considerado realmente como un discípulo traidor. (…) Judas Iscariote es otro caso muy interesante. Realmente este Apóstol jamás traicionó a Jesús el Cristo; sólo representó un papel, y éste se lo enseñó su Maestro Jesús (…) Judas no quería ejecutar el que le tocó; solicitó el de Pedro, mas Jesús ya tenía establecido firmemente la parte que cada discípulo tenía que simbolizar.

El papel que Judas representó tuvo que aprendérselo de memoria, y le fue enseñado por su Maestro. Judas Iscariote nunca pues traicionó al Maestro. El Evangelio de Judas es la disolución del Ego; sin Judas no es posible el Drama Cósmico. Es pues, este Apóstol el más exaltado Adepto, el más elevado de todos los Apóstoles del Cristo Jesús.

Resulta sumamente importante señalar que el Avatar de Acuario develó varias décadas antes que se anunciara la existencia del Evangelio de Judas, que el apóstol solo siguió órdenes directas de su Maestro y del gran sacrificio que implicaba su acción, así como el enorme descrédito que sufriría por siglos: Por eso se lee en el evangelio, lo que Jesús le advierte: “y serás maldecido por las otras estirpes”. (El Evangelio de Judas, P. 36. National Geografic. RBA libros, S.A. Barcelona. 2006).

Más adelante se lee en el Evangelio de Judas, cuando el Salvador del mundo le explica su papel y le reconoce su jerarquía por encima del resto de apóstoles: “Pero tú los superarás a todos ellos, porque tú sacrificarás el cuerpo en el que vivo” (Op. Cit. P. 45).

Es indudable que para que los discípulos representaran su papel, tuvieron que ser sometidos a duros exámenes, a difíciles pruebas. En el Evangelio de Judas, se lee que en las pruebas más rigurosas, los discípulos fracasaron y solo Judas Iscariote las aprobó: “Que alguno de vosotros que sea lo bastante fuerte entre los seres humanos deje manifestarse al humano perfecto y se presente ante mí”. Todos ellos dijeron: “Tenemos la fuerza”. Pero sus espíritus no tuvieron valor para estar frente a él, excepto el de Judas Iscariote” (Ibid. P. 26).

En este pasaje se explica que solo Judas Iscariote pudo lograr que su Real Ser se expresara y por ende, era el único capaz de realizar gran proeza, como lo intuyó Jorge Luis Borges en sus “Tres versiones de Judas” en donde cuenta como su personaje: Nils Runeberg comprende el sacrificio de Judas y el martirio que le ocasiona divulgarlo.

¿Por qué la Semana Santa es una fiesta movible?

El Drama Cósmico y la Mecánica celeste

La Semana Santa es profundamente significativa. Recuerden los SIETE y los TRES PASOS de la Masonería: El Cristo debe arder, primero que todo, en nuestro cuerpo humano; más tarde la llama debe depositarse en el fondo del Alma y por último en el fondo del Espíritu.

Incuestionablemente, la Semana Santa tiene raíces esotéricas muy hondas, porque el Iniciado debe trabajar sobre las fuerzas lunares y sobre las fuerzas de Mercurio, y con las fuerzas de Venus y del Sol, y de Marte, de Júpiter y Saturno. El Drama Cósmico se desenvuelve en siete regiones y de acuerdo a los siete planetas del Sistema Solar. (Samael Aun Weor Conferencia: “El Cristo Cósmico y la Semana Santa”).

Formando parte de una mesa redonda sobre Astrología, en el programa “Controversial” de WAPA televisión, en la “Isla del Encanto” (Puerto Rico), una persona del público hizo una imprecación a una astróloga que nos acompañaba, y en general a todo el panel de invitados, afirmando que todo lo que ella había dicho sobre los signos del Zodíaco, el Horóscopo, etc., eran cosas diabólicas y de hechicería o de brujería y, que todo eso era condenado por la Biblia.

Sin inmutarse, y con una esbozada sonrisa en los labios, la astróloga, de manera socrática, preguntó al joven que hacia tan desafortunada afirmación: – ¿Sabes tú por qué la Semana Santa se celebra en fechas diferentes?…

Un frío silencio cayó sobre el plató, y especialmente sobre el interpelado que no atinaba a responder, y tan sólo un balbuceante “no lo se” salió de sus labios…

La astróloga, entonces, le dijo: Yo te lo voy a decir: se debe a un problema de Mecánica celeste. Tiene que ver con la entrada de la Primavera y su primer plenilunio, y las únicas cosas diabólicas, brujescas y fanáticas, son las que realizan quienes te han metido esas ideas tontas en la cabeza, de que quienes nos dedicamos a estudiar los movimientos de los astros y sus influencias, seamos diablos o hechiceros; siendo la Iglesia la primera en basarse, para calcular la celebración de la Semana Santa en la Mecánica Celeste, el Calendario Lunar y la entrada de la Primavera. Bueno, al fin cada uno dio su opinión y por supuesto se formó la polémica…

Ciertamente, si la Navidad se celebra cada año el 25 de diciembre, el Día de Reyes el 6 de enero, el Día de todos los Santos el 1 de noviembre, ¿por qué la Semana Santa es una fecha movible?

La respuesta a esta pregunta ya la dio en parte la astróloga de nuestra anécdota: La Semana Santa se celebra durante el primer plenilunio de Primavera…

De acuerdo a la Mecánica celeste esto es así: La entrada de la Primavera esta definida por la fecha del 21 de marzo (Equinoccio de Primavera, en el día en que la noche es igual al período diurno). Y de acuerdo a la misma mecánica, al cabo del año, se cuentan casi 13 lunaciones, que no se podrán repetir por estar dividido el año en 12 meses. Así que, siguiendo el Calendario Lunar, observamos que la luna llena de marzo puede darse poco antes del 21, entonces la Semana Santa será a mediados o finales de abril; si cayese a primeros de marzo, será el siguiente plenilunio, es decir a primeros de abril o incluso a finales del mismo marzo, como ocurre en 2010.

Pensemos ahora en el por qué cuando se acordó todo esto en el Concilio de Nicea (325 d. J.), aparentemente, se convierte una cuestión puramente astronómica, es decir relacionada con el viaje estelar de la Tierra dentro de su órbita, en una cuestión religiosa, fijándose el Domingo de Pascua como el domingo siguiente, después de la primera luna llena de Primavera.

A este respecto, ya hemos dicho en pasados artículos relacionados con este tema, en el de Semana Santa, la tradición del Equinoccio de Primavera y en el de la Navidad, que gracias a que el Cristianismo floreciente revestía los principios religiosos vivientes del Paganismo decadente, justamente para que estos principios no se perdiesen, las fiestas que se celebraban desde la antigüedad en conmemoración, de los acontecimientos solares y celestes o terrestres, y a la vez también del Mito Solar y el Drama Crístico, del Niño Sol, representado en los mismos movimientos estelares, continuaron siendo festejados en la nueva religión. No tan sólo, como a veces se piensa, como simple estrategia para ganar adeptos, sino para que a través de la tradición se conservase la sabiduría oculta.

Ni en el presente, ni en el pasado, han sido estas fechas escogidas al azar, o hechos casuales y aislados, antes por el contrario, son la más profunda estructuración y relación entre el hombre y el Cosmos, por lo que ellas, como la de la Natividad, los Reyes, y la misma Semana Santa, etc., vienen a constituirse como un acontecimiento cósmico, solar y humano a la vez.

Por otra parte, aunque la “Era cristiana” (nuestro calendario) no se propuso hasta el año 532, cuando Dionisio Exiguos estableció el nacimiento de Jesús de Nazareth el 25 de diciembre del año 753 de los romanos (para algunos 750). Este hecho no es casual. Primero porque Jesús el Gran Kabir, Como nos dice el V.M. Samael, no nació en diciembre sino en marzo (era pisciano) y porque como ya anotamos, las fiestas paganas relacionadas con el Solsticio de Invierno y el nacimiento del Niño Sol, se celebraban por esas fechas con grandes hogueras en la cumbres de las montañas.

De igual manera, la Semana Santa coincide con las fiestas celebradas desde la antigüedad en honor de los cuatro elementos (tierra, agua, aire y fuego) y de la fertilidad que se realizaban en el Equinoccio de Primavera (21 de marzo). Es en esta cruz equinoccial donde la fuerza solar del astro que nos ilumina debe crucificarse, para que madure la fruta, para que fructifique el grano. Es en esta cruz de los elementos donde la fuerza del Logos Solar (el Cristo Intimo en nosotros) debe crucificarse, para que madure la simiente y fructifique el “Hijo del Hombre”, y reconquiste su antigua estirpe solar, celebrando así su Semana Santa interior.

Lo fijo del nacimiento del Cristo y lo variable de su muerte tienen, en esoterismo, un profundo significado.

Por César Owen/España

Semana Santa, la tradición del Equinoccio de Primavera

“La Semana Santa tenemos que vivirla dentro de nosotros mismos, aquí y ahora, en la Gran Obra. Esta es la más Santa de todas las semanas, porque es la semana en la que tiene uno que vivir el Drama Cósmico”. Samael Aun Weor.

Los espectadores del drama, inconscientemente, pasaban a formar parte de la escena… Era su amigo, su bienhechor, su creador, su salvador… El padecía los tormentos por la salvación de ellos… ¡Todos sus pecados recaían sobre él y por sus latigazos ellos se salvaban! Abusaban de él y lo afligían y él no abría su boca. La majestad de su silencio (mientras los ministros de un Dios ofendido lo clavaban de manos y pies en el Monte Cáucaso), sólo podía ser comparada con la modestia con que él relataba, mientras colgaba con las manos extendidas en forma de cruz, sus servicios a la humanidad, que en pago le daba tan terrible crucifixión.

Estas palabras de T.W. Daone, tomadas en parte del original, nos hace recordar muchos detalles de la crucifixión de Jesús el gran Kabir, el Cristo. Sin embargo, se refieren a la muerte del héroe griego Prometeo, y si no hubiera sido escrita por Esquilo en su inmortal obra de teatro, 500 años antes de Jesucristo, podría considerase como una copia de las representaciones de la “Muerte y Pasión” que conocemos por la Historia Sagrada o por las películas que vemos en las fechas de Semana Santa en los cines del barrio o la televisión.

Otro “Salvador Crucificado” fue, en América, Bacab. Los sacerdotes españoles que llegaron al nuevo mundo se quedaron pasmados al hallar crucifijos entre los indios y en sus altares la cruz. Cuando se les inquirió por el origen de ellos (los crucifijos), dijeron que se trataba de Bacab, el hijo de Dios , quien había sido colocado en una viga de madera con los brazos abiertos y así había muerto. En los Códices Borgia y Vaticano, hay representaciones de Bacab con los brazos extendidos y con los pies y manos agujereadas.

Estudiosos de las religiones comparadas, han hallado más de 48 “historias” bastante semejantes a la de Jesucristo, referentes a personajes sagrados de la antigüedad, en su mayoría anteriores a Jesús de Nazareth. La Antropología Gnóstica nos enseña que si no cerramos los ojos ante los hechos, podemos afirmar que la vida de Jesús, tal como la conocemos hoy, es a la vez historia y símbolo, entremezclados para darnos una enseñanza: la del hombre fusionándose a la misma Divinidad; el Padre, a través del desarrollo de los siete grados de Poder de INRI, el Fuego o Fohat luminoso y purificador de la naturaleza mundana del ser humano, es decir, en palabras del propio Jesús: “Así como Moisés (un Iniciado) levantó la Serpiente (el Kundalini) sobre la Vara (la columna vertebral) en el desierto (la Vida), es necesario que el Hijo del Hombre (el Cristo Intimo) sea levantado”.

La Gnosis explica que esta Inteligencia Cósmica, esta Energía Divina, se manifiesta y es representada a través del Sol, nuestra fuente de luz y vida.

Conforme al Mito Solar, desde el Nacimiento de Jesús o Navidad, celebrado el 25 de diciembre (cerca del Solsticio de Invierno), cuando la Tierra está más lejos del Sol y este aparece al horizonte como “recién nacido”, hasta su muerte y pasión, conmemorada precisamente durante el Equinoccio de Primavera, cuando la Tierra está más cerca del Sol y este parece haber resucitado y estar en su esplendor; Así pues, la figura de “Nuestro Señor Jesucristo el Sol”, como rezaban los primeros Cristianos, está ligada al Astro Rey.

Los siete días de la Semana Santa son los mismos siete días del Génesis, porque los dos hacen referencia a la creación del Hijo del Hombre, El Cristo, en cada uno de nos.

De acuerdo con el Drama Cósmico, en las mismas fechas del Equinoccio de Primavera, se lloraba la muerte de Tammuz en Babilonia y Siria; de Adonis en Grecia y Siria y de Attis en Frigia (hoy Turquía), cuya efigie era “como un hombre clavado con cordero a sus pies”. En todos estos casos, al culto de la muerte sucedían inmediatamente los regocijos de la Resurrección.

También es interesante que el ayuno, la Cuaresma moderna, (que debe ser posterior a la muerte en el Equinoccio Primaveral) se encuentre en México, Egipto, Persia, Babilonia, Asiria, Asia Menor; y en algunos casos, definidamente por cuarenta días.

Como afirma la escritora Teosófica Annie Besant: “Estas tradiciones solares, siempre repetidas a través de los siglos, no pueden quedar inadvertidas para el hombre estudioso, aunque las ignore, como es natural, el simple devoto; y cuando se les emplea como arma para mutilar o destruir la majestuosa figura de Cristo, hay que hacerles frente, no para negar los hechos sino para comprender el significado mas profundo de las narraciones: las verdades espirituales que las leyendas expresan bajo su velo”.

El Kalki Avatara de la Era de Acuario afirma que: “Ante todo es necesario comprender a fondo lo que es realmente el Cristo Cósmico. Urge saber, en nombre de la verdad, que el Cristo no es algo meramente histórico”

“Cuando estudiamos a Quetzalcoatl, descubrimos en él, el mismo Drama Cósmico de Jeshuá Ben Pandirá, Jesús el Cristo. Quetzalcoatl, cargando la cruz a cuestas, nos recuerda precisamente, al martir del calvario”

Por: César Owen /España

El Ens seminis y la energía creadora

En los estudios gnósticos, la valoración de las fuerzas creadoras en el ser humano, tiene una importancia superlativa. Para el Gnosticismo Universal, hay varios aspectos del trabajo esotérico que deben realizarse simultáneamente. Todos son sumamente importantes para el desarrollo interior de la máquina humana. El gran propósito de este trabajo simultaneo es el desarrollo armonioso de todas las infinitas posibilidades humanas, es decir, la Auto Realización Íntima del Ser.

Factores fundamentales para lograr la Auto Realización íntima son: el Nacimiento espiritual y la eliminación de los elementos indeseables de la conducta, así como el Sacrificio por la humanidad. Adicionalmente, el gnóstico sincero debe comprender la necesidad urgente e impostergable de desarrollar su Esencia, despertar conciencia y adquirir un conocimiento superior: la divina Gnosis. Este trabajo es de tipo superior y se denomina: la Gran Obra.

Para el logro de este caro propósito se requiere de una adecuada valoración de la energía, aprender a absorberla, conservarla, incrementarla y transformarla. Desde los primeros grados de estudio, las escuelas gnósticas en Guatemala y en el mundo, ofrecen procedimientos, métodos y sistemas para que el estudiante gnóstico aproveche energías cósmicas e internas que le otorguen la fuerza suficiente para realizar la Gran Obra.

Muchas energías al alcance del estudiante han sido generalmente desconocidas para la mayoría de personas, incluso para la ciencia y la religión convencionales. Sus atributos y forma de asimilarlas, han sido mantenidas en secreto durante siglos por diferentes escuelas esotéricas.

Las oraciones y rituales de muchas religiones mueven fuerzas desconocidas para la ciencia oficial. El Kalki Avatara de la Era de Acuario, Samael Aun Weor, explica en el capítulo XII de su libro: “El Matrimonio Perfecto”, que los rituales son más poderosos que la dinamita y que manejan fuerzas nucleares.

Entre las diferentes formas de la energía necesarias para trabajar en la Gran Obra, destaca la Energía creadora escondida en las fuerzas sexuales, en el Ens seminis o esperma sagrado y en los estrógenos.

La Antropología Gnóstica explica que el conocimiento del poder escondido en el Ens seminis, constituyó en la antigüedad un secreto indecible y que solo se transmitía públicamente por medio de alegorías y diferentes simbolismos.

En las grandes civilizaciones agrícolas de la antigüedad: la civilización del arroz en el extremo Oriente, la civilización del trigo en los alrededores del mar Mediterráneo y la civilización del maíz en Mesoamérica, los granos de arroz, de trigo o de maíz tienen el mismo significado esotérico. Por eso el pan de trigo consagrado es el cuerpo de Cristo y por la misma razón, los cuatro hombres de maíz son el resultado de la preparación de 9 bebidas a base de maíz blanco y amarillo.

Detrás de las enseñanzas, rituales y tradiciones de todas las antiguas religiones, se oculta un profundo simbolismo que es importante aprender a desentrañar. Gran parte de la simbología religiosa se relaciona con las fuerzas sexuales. Entre esos símbolos universales se halla la piedra. En los cultos de las civilizaciones ancestrales aparece siempre la piedra.

Los mayas adoran a la piedra obsidiana o piedra del chay y los musulmanes rinden culto a la piedra de la Caba. Los alquimistas buscan la piedra filosofal y en el cristianismo, el apóstol Simón se convierte en Pedro. “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia” (Mt 7:18). Por la misma razón, el dios Mitra de los persas, nace de una piedra.

Por eso en el Nuevo Testamento hay muchas referencias a la piedra. En el capítulo 7 de Mateo, se encuentra la parábola de los dos cimientos y el llamado a construir sobre la piedra. En dicho Evangelio se encuentra también las siguientes palabras. “¿Nunca leyeron en las Escrituras: la piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo” (Mt 21:42). En el esoterismo gnóstico, se explica que el Evangelio de Pedro es el Evangelio del Sexo.

Las aguas espermáticas constituyen ese vidrio líquido, flexible y maleable de los alquimistas medievales. Son las aguas de la vida de las que habla Jesús en el diálogo con la mujer samaritana en el capítulo IV del Evangelio de Juan.

El caduceo de la diosa Iris y del dios Mercurio en los misterios griegos, tiene el mismo significado que los dos testigos del Apocalipsis de San Juan: El Caduceo y los dos testigos son dos cordones semi etéricos, semi físicos que en Oriente se conocen como Idá y Pingalá. El Budha Maitreya, Samael Aun Weor, explica en el capítulo II del “Libro Amarillo”, lo siguiente: Los dos testigos se enroscan en la espina dorsal formando el santo ocho. Los dos testigos, enroscándose en la espina dorsal, forman el caduceo de Mercurio (…) Por ese par de cordones simpáticos ascienden hasta el cerebro, los átomos solares y lunares de nuestro sistema seminal.

El elemento químico mercurio tiene un significado profundo en la Alquimia y en diferentes formas, representa las distintas transformaciones del Ens seminis. En la antigüedad, muchas civilizaciones en los cuatro puntos cardinales del planeta, usaron diferentes compuestos del mercurio en rituales y ceremonias sagradas. El cinabrio rojo fue empleado para decorar tumbas y sarcófagos de altos dignatarios.

El V.M. Samael Aun Weor explica en el capítulo titulado: Dos Rituales de su obra “El Matrimonio Perfecto” que: las fuerzas sexuales se hallan íntimamente relacionadas con los cuatro elementos de la Naturaleza”. Más adelante, explica el Presidente fundador de las instituciones gnósticas, que: “La fuerza sexual es como la electricidad. Se halla difundida por todas partes. Es una fuerza que reside en los electrones. Esa fuerza fluye en el núcleo de cada átomo, y en el centro de cada nebulosa. Sin esa fuerza no existirían los mundos del espacio infinito. Esa es la energía creadora del Tercer Logos.

La Química oculta o Alquimia enseña que el Ens seminis es producto de distintos procesos evolutivos ocurridos a partir de la transformación de tres clases de alimentos: el alimento físico, el aire y las impresiones. El esperma sagrado es el producto más elaborado y de mejor calidad que se obtiene en la fabrica humana a partir de esos tres tipos de alimento.

El alimento físico se procesa de acuerdo con la ley de octava y pasa por siete transformaciones conforme a la escala musical, hasta la fabricación del Ens seminis. En el transcurso de la digestión del alimento físico, interviene el aire que contribuye a la transformación de los alimentos y enriquece el producto de la fábrica humana. Si se quiere un producto químico de mejor calidad, es imprescindible que la fábrica humana reciba un tercer tipo de alimento: las impresiones y que aprenda a transformarlas. La Psicología Gnóstica explica que de los tres alimentos, el más importante es el de las impresiones.

El Ens seminis, como cualquier manifestación cósmica o fenómeno natural, está sometido a las leyes de Evolución e Involución y, empleado sabiamente, puede pasar por extraordinarias revoluciones o transmutaciones alquímicas. Aclarando estos procesos transformativos del Ens seminis, el Avatara de Acuario, explica en el capítulo II de su “Mensaje de Navidad 1964-1965”, lo siguiente: En el esperma hay evoluciones formidables y tremendas involuciones. El solo trabajo natural de formación del esperma es evolutivo; El último resultado de todo lo que comemos y bebemos, es el esperma.

Es también necesario saber que las evoluciones del esperma están sometidas a la fundamental ley cósmica sagrada, de Heptaparaparshinokh, que es la ley del Santo Siete, la septenaria ley. Cuando el Ens-Seminis o esperma completa sus evoluciones septenarias, debe recibir un impulso desde el exterior y ser transmutado (…), porque de lo contrario entra de lleno en el proceso de la involución o retroceso”.

Una vez completado su proceso evolutivo, el Ens seminis, entra en involución. La involución del Ens seminis deviene cuando el ser humano desperdicia, pierde o bota su esperma sagrado. También cuando lo acumula mediante la abstención sexual o celibato sin someterlo a un proceso de transformación superior.

El mercurio de los sabios, puede ser transformado mediante la transmutación alquimica. Este es el símbolo alquimista de la transmutación del plomo en oro y de la transformación de las aguas de la vida en el vino de luz del alquimista en las bodas de Caná, como está descrito en el capítulo II del Evangelio de Juan.

Durante miles de años, el poder que encierra la energía creadora permaneció en secreto por los iniciados aunque algunos profanos lo sospechaban. Así el V. M. Samael explica en el Mensaje de Navidad ya citado lo siguiente: Los viejos sacerdotes cuentan que de toda la primitiva sabiduría relacionada con el Ens-Seminis, solo quedó la tradición que afirmaba categóricamente la posibilidad de auto realizarse íntimamente con el exioehary, semen o esperma.

Ciertas informaciones fragmentarias aquí y allá dispersas por distintos lugares, no indicaban los métodos para operar con el Ens-Seminis y los primitivos Arios descendientes de la Atlántida cansados de tantas guerras comenzaron a indagar buscando el esoterismo del Ens-Seminis.

Los anhelantes buscadores de la luz sabían muy bien por las tradiciones que con el Ens-Seminis se logra la autoperfección individual, pero desconocían la clave (…) y sufrían buscándola, más no la encontraban. Realmente solo los viejos hierofantes egipcios, Indostaníes, etc., descendientes de la antigua sociedad Atlante llamada Akhaldan, poseían toda la ciencia Tántrica completa con la clave secreta.

El oculto significado de la transmutación alquímica, era hasta hace pocos años un misterio. Fue el Gran Arcano de los esoteristas. En pleno siglo XX, en la década de 1940, cuando Samael Aun Weor, empezó a divulgar estas enseñanzas, fue considerado pornográfico por unos y por otros como un vulgarizador de la doctrina. Todavía, hace pocas décadas, el desperdicio de las energías creadoras y la fornicación incesante, era considerado por el mundo como algo natural y de lo más normal.

Sin embargo, en los últimos años han aparecido múltiples publicaciones relativas al tema. Desde revistas populares como “Buen Hogar”, hasta revistas de contenido más serio y científico, como “Muy Interesante”, han publicado artículos que se refieren a la posibilidad de aprender a no fornicar y al aprovechamiento adecuado del Ens seminis.

Entre las múltiples publicaciones de las últimas décadas acerca del tema, el doctor Reinaldo Massoni, quien es médico, sexólogo y psicoanalista, en su obra: ”El Sexo la energía fundamental de la vida”, publicado por Editorial Aguilar sostiene que es posible practicar el coite sin eyaculación. Este autor afirma que se puede llegar al orgasmo sin eyaculación y los denomina: orgasmos implosivos. En el capítulo VII, página 148 de la obra citada afirma que: Hay otros orgasmos en los que, por medio de técnicas muy especiales, la energía se eleva a centros mentales y allí se deposita, generando una expansión de la fuerza interior del ser humano. A estos se les llama orgasmos implosivos y con ellos el ser se conecta más consigo mismo.

En los estudios gnósticos se prefiere asociar todo tipo de orgasmo con la eyaculación o fornicación y por ende con la involución del Ens seminis. La sabiduría gnóstica enseña que los procesos revolucionarios del ens seminis asociados a la retención y transmutación del mercurio de los sabios conducen al éxtasis y a la iluminación.

. La Gnosis explica además que en el Ens seminis, se encuentra todo el Ens virtutis del fuego sagrado.

Las fuerzas sexuales pueden liberar o esclavizar. Se relacionan directamente con la reproducción de la especie, e incluso con la degeneración de la misma. Pero, también pueden asociarse con la regeneración humana. Las prácticas eróticas asociadas a la espiritualidad más profunda, existen desde tiempos inmemoriales y se esconden en obras monumentales como El Cantar de los Cantares del Antiguo Testamento, el Ananga Ranga y el Kamasutra. En el taoísmo auténtico se habla del poder curativo que se obtiene de la combinación del Yin y el Yang en la sexualidad trascendente.

En las escuelas gnósticas se aprende el sabio aprovechamiento de la energía creadora y que el sexo es sagrado. Las personas solteras aprenden los ejercicios básicos. Los procedimientos de tipo superior para la transmutación del ens seminis están reservados para las parejas de hombres y mujeres legítimamente unidos en matrimonio.

Preguntas y respuestas por enseñanzas que no son gnósticas

Hace algunos días, Susie, una de las suscriptoras de Gnosis Guatemala, nos escribió en relación con lo siguiente: “ Solicitando información del grupo de Colombia de tao judíos y de la re encarnación del maestro Samael”.

Susie nos comentó además que ha leído varios libros del V.M. Samael Aun Weor y que le gustaría leer más, por lo que nos preguntó cómo adquirir más libros del Maestro y aprender con ayuda de un instructor. Además, nos pidió opinión acerca de la comida vegetariana y la energía sexual. Nos pidió números de teléfono para comunicarse con nosotros por esa vía.

Para lograr comunicación con alguna de las escuelas gnósticas en Guatemala, al ingresar al blog, a la derecha de la pantalla, se encuentra en la lista de páginas, la página titulada: Escuelas gnósticas en Guatemala. En dicha página aparecen los números de teléfono de personas de contacto para gran parte de las escuelas gnósticas del país. En cada escuela gnóstica, hay diferentes instructores y conferencistas que gustosos atienden las dudas de los estudiantes.

Los diferentes centros o lumisiales gnósticos en Guatemala, tienen libros a la venta para estudiantes y público en general. Usualmente se pueden comprar en los días de conferencias públicas o en los cursos para principiantes.

Particularmente, el Instituto Gnóstico de Investigaciones, con sede en el CC Villa Clarita, local 2 del Km 17 carretera que de Guatemala conduce a El Salvador, tiene un amplio surtido de libros gnósticos publicados por Editorial Marte.

A Susie le propusimos varias opciones para continuar con sus estudios y establecimos contacto entre ella y una de las casas de estudio de la Gnosis en Guatemala.

En todo caso, en Gnosis Guatemala, estamos para responder las dudas e inquietudes que surjan y recomendar prácticas adecuadas para comprobar esta sublime enseñanza. Entre los propósitos del blog, está la difusión de la enseñanza gnóstica a personas interesadas y estudiantes; pero con un enfoque didáctico y comprensible. Transmitir los conocimientos de forma gradual y lo más mediados posibles, para lograr más y mejores aprendizajes que motiven a la vivencia y a la comprensión de la Gnosis.

Existe un grupo de estudiantes del Tao surgido en Colombia hace algunos años y derivado de diferentes grupos gnósticos. Son grupos no reconocidos por las instituciones gnósticas. En Guatemala, existe la organización, pero, no forman parte o no están reconocidos como gnósticos de manera oficial. Si bien es cierto, muchos de ellos, son amigos y en algún tiempo fueron estudiantes gnósticos, sus ideas, línea de trabajo y modo de vida resultan muy diferentes a lo que usualmente y desde la antigüedad se asocia con la Gnosis.

Las enseñanzas del Tao judío surgido en Colombia no son gnósticas aunque pudiera tener ciertos elementos gnostizantes. Igualmente, los estudiantes del Tao judío surgido en Colombia, no son gnósticos y lo que practican, no es Gnosis.

En Gnosis Guatemala, respetamos diferentes creencias, aunque, como en este caso, no las compartamos. Hemos aprendido, que cada quien es libre de seguir las enseñanzas que considere conveniente, pero es nuestra obligación aclarar estos puntos de vista, ya que ha habido cierto interés en vincular de manera errónea a la Sabiduría Gnóstica con estas creencias

Por tal motivo, nosotros recomendamos a los estudiantes gnósticos que no intenten mezclar las enseñanzas gnósticas con otras doctrinas, porque pueden caer en el gravísimo error de adulterar la doctrina. Usualmente, en Gnosis Guatemala, acudimos a citar algunos pasajes de textos de otros autores, únicamente para aclarar conceptos, pero a la vez recomendamos encontrar los principios gnósticos universales guiados por la obra del V.M. Samael Aun Weor.

Los Taoistas surgidos en Colombia de grupos gnósticos, practican un naturismo extremo en sus comidas. Nosotros creemos que está bien hacer lo posible por comer sano, pero no de llevarlos a extremos. El V.M. Samael dijo que la Gnosis no es una religión de cocina y solo hacía recomendaciones con evitar el consumo de la carne de cerdo. Aunque la V.M. Litelantes, dio muestra en España, que aún esta recomendación puede ser obviada en determinadas circunstancias. El señor de perfección, Jesús el Cristo fue categórico al decir: “no es lo que entra por la boca lo que contamina al ser humano, sino lo que sale de él”.

Ampliando un poco más lo relativo a la dieta gnóstica ideal, en alguna época, el Maestro Samael practicó y recomendó el vegetarianismo, tal como se lee en el Libro Amarillo, pero con el tiempo comprendió que este tipo de dietas no conduce a la liberación final. Así, en el capítulo titulado: El ritual Pancatattwa, el Kalki Avatar de la Era de Acuario, recomienda consumir alimentos relacionados con los cinco elementos de la Naturaleza: fuego, aire, agua, tierra y éter. Esos alimentos se encuentran en las carnes, el pescado, los cereales, el vino y el amor a través de la Magia Sexual..

La Gnosis enseña que lo más importante es trabajar por el despertar de la conciencia, el desarrollo de la Esencia y los Tres factores de la Revolución de la Conciencia: nacimiento espiritual, muerte mística y sacrificio por la humanidad. Los estudios gnósticos enseñan además que existen tres alimentos de la Máquina humana y que hay que aprender a seleccionar lo que se come, lo que se respira y lo que se piensa. La Psicología Gnóstica explica que de los tres alimentos, el más importante es el de las impresiones. Con el despertar de la conciencia, la meditación de fondo y la muerte mística se adquiere el hábito de una adecuada transformación y digestión de las impresiones.

El grupo de taoistas surgido en Colombia, han adoptado una terminología particular, prohibiendo ciertas combinaciones en las palabras. En la Psicología Gnóstica, esto se denomina: buscarle tres pies al gato. Perderse en el laberinto y olvidarse de la Esencia. Ningún maestro gnóstico en la historia recomendó tales cosas. “La Gnosis vive en los hechos, se marchita con las abstracciones y es difícil de hallar, aún en los pensamientos más nobles” (Samael Aun Weor).

En relación con esa ideas ajenas al Gnosticismo, en el libro anónimo, titulado “Litelantes en España”, aparece parte de una entrevista a la V. M. maestra Litelantes que viene muy al caso con las preguntas: esta enseñanza (La Gnosis), no es para preocuparnos de otras personas. Es mejor trabajar en sí mismos, nada más. Esta enseñanza se lleva tal como el Maestro Samael la ha dejado, no como el cambio que le han dado otras personas. Mas, en mi caso personal y en el caso del Maestro Samael, no nos gusta citar personas, porque nosotros no somos nadie para citar a X personas que todavía no son perfectas, ni tienen la capacidad para críticas personales. Esta doctrina es para llevarla, no para la crítica.

En cuanto a la presunta reencarnación del V.M. Samael que ellos pregonan, no tiene fundamento al revisar fechas.. El bodhisatwa (Víctor Manuel Gómez) de Samael Aun Weor, desencarnó la noche del 24 de diciembre de 1977. La Sabiduría Gnóstica enseña que la resurrección es un proceso que lleva tiempo y no se reduce a tres días. En el Drama Cósmico, asociado al Mito Solar, los tres días de la resurrección, tienen profundo significado en el esoterismo Crístico.

El Gnosticismo Universal, enseña además, que existe otro tipo de reencarnación:o resurrección: la reencarnación Jao. De esta, Lobsang Rampa y otros autores, habían hablado ya. Esta consiste en el intercambio de átomos del cuerpo del bodhisatwa actual, con los del cuerpo momificado del Maestro en una encarnación anterior.

En el capítulo titulado: “El Arcano 20” del libro Tarot y Kábala, el Budha Maitreya, explica lo siguiente: Hay otro tipo de momias, el de la catalepsia. Mi caso no fue ciertamente una excepción; muchos otros hierofantes pasaron al sepulcro en estado cataléptico.

Que ese tipo muy especial de momias continúen vivas y sin alimento alguno, pero con todas sus facultades naturales en suspenso, es algo que en modo alguno debe sorprendernos. Recordad que los sapos durante el invierno, sepultados ente el lodo, yacen cadavéricos sin alimento alguno, pero en primavera vuelven a la vida.

¿Habéis oído hablar sobre hibernación?.La Catalepsia Egipcia va mucho más lejos; además está sabiamente combinada con la Magia y la Química Oculta.
… Mi Alma podría reincorporarse definitivamente en esa momia si TUM (el Padre) así lo quisiera. Entonces tal cuerpo saldría del estado cataléptico definitivamente y mi Alma vestida con esa carne podría vivir como cualquier persona, viajando de país en país. Volvería a comer, beber, vivir bajo la luz del Sol, etc., etc. Dicha momia sería sacada definitivamente de entre el sepulcro a través de la Cuarta Dimensión.

En el Caso del V.M. Samael Aun Weor, la Gnosis enseña que realiza este proceso con su momia egipcia. Algunas personas afirman que Samael ya tiene cuerpo físico y está realizando la labor que la Logia Blanca le encomendó, pero no nos consta.

En relación con el auténtico Tao y el Taoismo, en el libro: Religiones del mundo de Michael Keene y publicado en español por Alamah, se lee lo siguiente. Los seguidores del taoísmo siguen un camino espiritual o tao, establecido por los antiguos pensadores chinos. Según el autor, el taoísmo: toma su nombre del chino que significa “camino” –tao. El tao es la fuente primordial del universo que está presente en todas las cosas y sin embargo es mayor que todas las cosas, el centro de todo en el Cielo y la Tierra, eterno e inmutable. El taoísmo, usualmente se asocia al Confucianismo y al Budhismo y su obra escrita monumental, es el Tao Te King.

En su inmensa obra, el Maestro Samael Aun Weor, hizo muchas referencias al verdadero Tao. Así, en el capítulo titulado: “Eros”, del libro: “El Misterio del Aureo Florecer”, explica la relación existente entre el taoísmo y la medicina china tradicional, en especial, mediante la sabia combinación del Yin y el Yang por medio de la sabia retención y transmutación de la energía creadora. En el capítulo titulado Budhismo Zen, de la citada obra, el Maestro explica que la sublime verdad Prajna, la verdad Zen, lo Real, es el mismo Tao.

El maestro, narra en dicho capítulo lo siguiente: “El sexto Patriarca preguntó al Bodhidharma ¿Cómo es posible alcanzar el Tao? El Bodhidharma respondió: Externamente, toda actividad cesa, interiormente, la mente deja de agitarse. Cuando la mente se ha convertido en un muro entonces adviene el Tao”.

En cuanto a la energía creadora, con mucho gusto prepararemos una entrada próxima y, con toda confianza pueden consultarnos e intercambiar opiniones.

“Lo mejor de todas las escuelas está en la Gnosis“, pero no todas las enseñanzas de las otras escuelas forma parte del Gnosticismo Universal.

La ley del Karma

Karma es una palabra oriental que significa: Acción y consecuencia. De acuerdo con la Ley de los opuestos, se relaciona entonces con: causa y efecto y también con la Tercera Ley de Newton o Tercera Ley de la Mecánica Clásica: La ley de Acción y de Reacción.
El Karma es una ley, es la ley de acción y de reacción, pero aplicable únicamente a los actos humanos, tanto a los actos de la máquina humana, como a los actos de seres humanos auténticos, tanto de actos individuales, como familiares, colectivos, comunales, nacionales y hasta de la humanidad en general.

En la vida diaria, es usual encontrar reminiscencias o aproximaciones a la Ley del Karma en expresiones de la sabiduría popular, en la literatura, la filosofía y en la religión. Frases como las siguientes se refieren al Karma:

El que la hace, la paga.
El que tenga techo de cristal, que no tire piedras
Si siembras vientos, cosecharás tempestades,
Si sembré rosales, cosecharé siempre rosas.
El que a hierro mata, a hierro muere.
No hagas eso. Te va a castigar Dios
Ojo por ojo, diente por diente.
Con la misma vara que midas, serás medido.
En la economía del Universo, nada se pierde
El que tiene, recibe, y mientras más dé, más recibe: esa es la Ley.

Muchas personas creen en la ley de la compensación y los filósofos de diferentes escuelas estudian la Ley de causa y efecto. En el Kybalion se afirma que la ley de Causa y Efecto, es uno de los Siete principios herméticos. Afirma que: “nada ocurre casualmente y que todo sucede conforme a la Ley”.

Así como los místicos, los esoteristas y hermetistas, reconocen el principio de causalidad de los fenómenos, resulta maravilloso que por el otro lado de las corrientes filosóficas, también se acepta como irrefutable este principio en la lógica dialéctica y hasta en el materialismo.

La divina Gnosis enseña que la ley de compensación del ciudadano común, El principio de causa y efecto de la filosofía, la ley de acción y de reacción de la Física, vinculada a los actos humanos, se denomina: Karma. Pero el karma no se aplica necesariamente de manera inmediata, ni siquiera en la misma vida. La ley del Karma opera con el tiempo y se relaciona con la ley del Eterno retorno.

De acuerdo con los estudios gnósticos, todo vuelve, todo retorna. Si por ejemplo, hoy es un día martes, conforme a la ley del Eterno retorno, dentro de pocos días volverá el día martes. Si por ejemplo, está corriendo el mes de marzo, con el transcurrir de los meses volverá el mes de marzo. Todo se repite: se repiten las estaciones, se repiten las noches y los días, las fases de la Luna y también se repiten los acontecimientos de nuestra vida: nuestros errores, se viven repitiendo incesantemente., más las consecuencias de nuestros actos. La ley del Eterno retorno en los actos humanos, arrastra consecuencias. Estas consecuencias originan recurrencias. El Karma opera a través de la ley del eterno retorno y la ley de Recurrencia.

En Eclesiastés, se lee: Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece. Sale el sol, y se pone el sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta. El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros vuelve al viento de nuevo. Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; al lugar de donde los ríos vinieron ; allí vuelven para correr de nuevo. (Ec. 1:4-7).

Más adelante se lee: ¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol (EC 1::9).

Los acontecimientos de vidas pasadas, volverán a ocurrir con sus consecuencias y con ellos cobraremos o pagaremos Karma. Por los errores cometidos, se paga Karma. El Karma es la consecuencia de las malas acciones. El mal que se recibe, forma parte de las deudas kármicas. Por eso la antigua forma de la oración del Padre Nuestro decía: “Perdona nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”.

En momentos de duda, el Karma explica la justicia divina. La comprensión de esta ley divina, explica las aparentes injusticias divinas, así por ejemplo, porqué unas personas nacen rodeados de muchos bienes y otros en medio de la pobreza, la extrema pobreza o la miseria.

El Karma, no es una ley mecánica. Los antiguos egipcios rendían culto al dios Anubis, el chacal de chacales, el Sumo sacerdote de la Ley del Karma. Los egipcios representaban al chacal Anubis con una balanza y en las catedrales góticas de Europa se representa al Arcángel Miguel, también con una balanza en sus manos.

La filosofía hermética enseña que existe un antiguo aforismo, íntimamente relacionado con el principio de correspondencia: “tal como es arriba, es abajo”. Así como aquí en la Tierra, las deudas se pagan y si no se pagan sobrevienen consecuencias perjudiciales, así ocurre con la ley del Karma. Así como en la Tierra hay jueces que juzgan nuestras deudas, así en el terreno del Karma, intervienen los jueces de la Ley Divina.

El Kalki Avatar de la Era de Acuario, Samael Aun Weor, explica que junto al Sumo sacerdote Anubis, actúan seres sublimes denominados arcontes del destino.

Explica además, el Budha Maitreya, en su obra “El Misterio del Aureo Florecer lo siguiente:
No solamente se paga Karma por el mal que se hace, sino por el bien que se deja de hacer pudiéndose hacer”. Cada mala acción es una letra que firmamos para pagar en la vida subsiguiente. La Ley de Acción y Consecuencia gobierna el curso de nuestras variadas existencias y cada vida es el resultado de la anterior...
Comprender íntegramente las bases y “modus operandi” de la Ley del Karma es indispensable para orientar el navío de nuestra vida en forma positiva y edificante.
“Cuando una ley inferior es transcendida por una ley superior, la ley superior lava a la ley inferior”.
Al León de la Ley se combate con la Balanza”.
“Quien tiene capital con qué pagar, paga y sale bien en los negocios”;
“Quien no tiene con qué pagar,
debe pagar con dolor…”
“Haz buenas obras para que pagues tus deudas…”

Es posible conseguir créditos con los Maestros del Karma y esto es algo que muchos ignoran. Empero, es urgente saber que todo crédito se debe cancelar con buenas obras o con supremo dolor
Negociar con los Señores de la Ley es posible a través de la Meditación: orad, meditad y concentraos en Anubis, el Regente más exaltado de la Buena Ley. “Para el indigno todas las puertas están cerradas, menos una: la del arrepentimiento”… “Pedid y se os dará, golpead y se os abrirá”.
Para entender los mecanismos del Karma, para comprender el funcionamiento de la ley del Karma, es conveniente acudir constantemente a la ley de correspondencias, al aforismo hermético ya indicado. “Tal como es arriba, es abajo”.
Es importante reflexionar en la existencia y funcionamiento de instituciones, leyes y actividades de la vida diaria, como: bancos, préstamos, deudas, jueces, abogados, intereses; para formarse una idea clara de cómo opera el karma.
A este respecto, el Presidente fundador de las instituciones gnósticas, explica en su libro Curso Zodiacal, lo siguiente:
Cuando tenemos capital acumulado en el banco cósmico, pagamos nuestras deudas y nos evitamos dolor. Aquellos que diariamente vivan haciendo nuevos ingresos al Banco cósmico, siempre tendrán con qué pagar sus deudas viejas. En esto de pagar deudas hay que tener en cuenta la ley de las analogías y de las correspondencias. Las analogías kármicas se combaten con las analogías dármicas Karma y Darma: estas dos palabras orientales, significan castigo y premio. En forma más filosófica, diríamos mala acción y mala consecuencia, y buena acción y buena consecuencia, y modificándose las causas se modifican los efectos, pues los efectos no son sino las causas reproducidas en otra forma.
Os van a hacer prisionero?. Dad libertad a otro. Os van a desencarnar un hijo?. Sanad al prójimo. Estáis en la miseria?. Dad lo que os quede al hambriento y sacrificad todos vuestros esfuerzos en favor de los demás. Rogad en oración a los señores del Karma y seréis escuchados
No olvides, discípulo amado, que la justicia es la suprema piedad y la suprema impiedad de la Ley. Pero aquellos que sólo hacen las obras del mal, serán víctimas de sus propias obras.
Por qué sufren las gentes?. Por qué blasfeman contra Dios?. Dios no es culpable de los sufrimientos humanos; nosotros mismos somos los creadores de nuestro destino
.

Finalmente, es conveniente comprender que quien paga el Karma es la Esencia maravilosa y es necesario aprender a distinguir entre lo que es karma y lo que no es Karma. Ciertas enfermedades, como el Cáncer o la pulmonía, son el resultado del Karma, pero otras enfermedades, serán producto de las condiciones anormales de vida, de una inadecuada transformación de impresiones, de la expresión de emociones negativas o del yo de la Psicología Gnóstica, como el estrés y la depresión.