El significado del nacimiento de Cristo

Cada año, millones de personas celebran Navidad y empujados por el medio social se ven inmersos en un ambiente menos egoísta con más paz y amor hacia los seres queridos e incluso hacia el prójimo. Sin embargo, ese sentimiento especial no dura mucho tiempo, rápidamente se evapora y cada quien vuelve a ser el de siempre, sin cambios trascendentales.

Muchos cristianos creen que al celebrar el advenimiento del Cristo, también celebran el cumpleaños de Jesús de Nazaret (Jeshua Ben Pandhira).  Otros se oponen a celebrar la Navidad y sostienen que los días 24 y 25 de diciembre, solo constituyen “un día más”. Sostienen que esta hermosa festividad es una fiesta pagana y que no tiene nada que ver con el cristianismo monoteísta, porque Jesús no nació por estos días.

En los estudios gnósticos, aparte de reconocer el superlativo trabajo realizado por el divino redentor del mundo, es sano sentir inmenso gozo por la venida al mundo y por las grandes realizaciones íntimas del gran kabir Jesús.  No importa la fecha que nació, pero es justo celebrar su advenimiento, valorar profundamente su gran obra e imitar su ejemplo.

La poca comprensión de la misión realizada por el divino rabí de Galilea, la escasa información del esoterismo y de las vías para alcanzar la perfección, dan lugar a tantas confusiones. No basta con regocijarnos por el advenimiento de Cristo al mundo, es necesario que nos esforcemos para que Cristo nazca dentro de nosotros mismos. El nacimiento de Cristo es el nacimiento segundo del que habló Jesús a Nicodemo en el capítulo III del Evangelio de Juan. Aunque es necesario aclarar que el segundo nacimiento no es fácil, no es solo el resultado de creer, aceptar o cambiar tal o cual creencia. Tampoco es producto de un propósito o convicción por más seria que parezca. El nacimiento de Cristo es producto de un trabajo en pareja, en castidad, extenso y enorme, que conlleva cambios profundos en la conducta y muchas realizaciones e iniciaciones.

Concebir esta fecha como un “día  más” puede tener algún sentido si reconocemos que nada o poco hemos realizado por nuestro crecimiento interior, si tomamos conciencia que por esta época lo que prevalece en muchas personas es el marketing, la voracidad de los comerciantes y el afán por vender, comprar, comer hasta el empacho y embriagarse. Que por más y mejores influencias exteriores recibamos, ya sea del cosmos, de los amigos o la familia, si no hay un esfuerzo propio sincero y constante, nada lograremos. Pero cuidado: huir de las celebraciones de  Navidad puede acercar más a las personas a “la materia” y al ateísmo.

El Avatar de la Era de Acuario, Samael Aun Weor explica que: “Nadie sabe con exactitud la fecha exacta en que nació Jesús de Nazaret. Existieron 136 fechas distintas asignadas al nacimiento de Jesús. Los gnósticos iniciados resolvieron con suma sabiduría fijar la fecha de nacimiento de Jesús para el 24 de diciembre a las doce de la noche, es decir, para los primeros minutos del 25 del mismo mes”.

El nacimiento de Cristo es totalmente simbólico y lleva un mensaje profundo a la conciencia de cada individuo. El nacimiento, vida, pasión, muerte y resurrección del Señor de perfección está rodeado de muchas alegorías, metáforas y mensajes en clave. Toda su vida forma parte de un “mito solar” estudiado y representado desde tiempos inmemoriales  en todas las grandes y antiguas religiones.

Explica además el venerable maestro que: “El héroe del mito solar ha sido siempre presentado en todos los tiempos como un Hombre-Dios, y su vida se desarrolla y desenvuelve conforme a la carrera del Sol, que es el vehículo cósmico del Logos Solar. En el pasado, en los antiguos tiempos, el nacimiento de Mitra se celebró siempre con grandes regocijos en el solsticio de invierno. Horus, espíritu divino, hijo de Isis y Osiris, en el viejo Egipto de los faraones, nacía también en el solsticio de invierno”.

“El Niño Sol nace el veinticuatro ya para amanecer del veinticinco de diciembre y se crucifica en el equinoccio de primavera para dar vida a todo lo que existe. Lo fijo de la fecha de su nacimiento y lo variable de su muerte tienen siempre en todas las teologías religiosas honda significación”.

“Débil y desvalido nace el niño del Sol en este humilde pesebre del mundo y en una de esas noches muy largas del invierno, cuando los días son muy cortos en las regiones del norte. El signo de la Virgen celestial se eleva en el horizonte por la época de Navidad y así nace el Niño para salvar al mundo. El Cristo sol durante la infancia se encuentra rodeado de peligros, y es a todas luces bien claro que el reino de las tinieblas es mucho más largo que el suyo en los primeros días, pero él vive a pesar de todos los terribles peligros que lo amenazan”.

“El Cristo, Señor nuestro, nacerá siempre dentro del humilde establo individual de todo iniciado preparado. La madre del Señor ha sido, es y será siempre la divina madre Kundalini, la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes. Los reyes de la inteligencia, los tres reyes magos, los verdaderos genios, reconocerán siempre al Señor y vendrán a adorarle. El niño se verá siempre en grandes peligros; Herodes, el mundo, los tenebrosos, querrán siempre degollarlo”.

“En todas las escuelas de misterios se representaba en forma dramática toda la carrera solar, desde su nacimiento hasta su muerte y resurrección. El iniciado constituía su vida con el drama solar y se convertía de hecho en un individuo solar”.

Retos de las instituciones gnósticas

Transcribimos a continuación la exposición de Fernando Salazar Bañol, con motivo de la clausura del IV Congreso Mundial de las Instituciones Gnósticas, el día 10 de noviembre  de 2013, en la ciudad de Foz de Iguazú, Estado de Paraná, Brasil.

El ejemplo del Señor de la Fuerza 

Samael Aun Weor
Samael Aun Weor

Realmente, esta es la Gnosis cardias, la Gnosis Valentiniana, la Gnosis del corazón. Por eso nuestro libro: ¨En el Corazón del Maestro¨. En el Corazón del Maestro. Esa fue la Gnosis que conocí con el amado Samael, que como les digo -les decía a los hermanos, a los hijos del amado Samael-. Yo tuve al Señor de la Fuerza en mis brazos. Cuando estaba así, la fuerza física, en el momento En que todo su cuerpo estaba herido por la cirugía de la medicina contemporánea, intentando salvar su cuerpo. Lo  tuve aquí. ¡En mi regazo…! En un momento dado él me dice: Salazar, ven acá no quiero estar más aquí en mi cama, ¡ayúdame! Me siento al lado de él, lo abrazo como abracé a Enio[1] (Chiappetti). Cierro mis ojos y fue el momento en que pude conocer el samadhi.

Cuando tuve aquí, al maestro, en mi corazón, en mi pecho; no por eso me sentí superior, con algún complejo de superioridad sino todo lo contrario. Él, internamente, crecía, crecía. No perdí la visión de la grandiosidad de Samael al ver que su cuerpo, después que le sacaba la aguja con el suero, de él salía sangre, no perdí la admiración por Samael. Por más que él fue capaz de humillarse delante de sus mejores amigos en México, de doblar su cabeza, aceptar agresiones, acusaciones e infamia y él no se defendía. Sigan ese ejemplo, diciendo: no tienen que defenderse ante acusaciones, sino con la “no violencia” del (Mahatma) Gandhi, sino solamente con la dignidad, la fortaleza, el no temor que aquí va a estar después la parte de nuestra dinámica.

La Confederación Gnóstica

La pregunta de uno de los hermanos -muy inteligente- hablo de la hermana de Chile: ¿Para qué sirve la Federación? Más allá de esas partes importantísimas, de esa protección legal de asuntos jurídicos, de “todos para uno y uno para todos”, hay un objetivo principal. Por eso digo que esta es una versión turbo diésel intercooler. Porque va a superar los errores de las otras federaciones, incluso en la que yo fui máxima cabeza del Consejo Ejecutivo Mundial. Lo que más necesita la grey, son planes de trabajo, metas. Porque considero que esta Gran Confederación es como un barco que se llama: La fragata o el Navío Capitán (navio capitán, aquí en portugués). Entonces: donde está todo el alto mando que se reúne con toda la tecnología del conocimiento –inspirándome en tu figura militar[2] y la del Señor de la Fuerza: Samael–. Y va dando los comandos a los porta aviones, las fragatas, los acorazados, los helicópteros, las naves veloces, las lanchas que  van a llegar a la orilla, los fusileros, los marineros, etc. Todo organizado por un grupo de personas inteligentes.

Mas, se tiene que tener un plan de recorrido. Si yo me subo a un avión, tengo mi mapa de donde salgo y a donde voy. Si yo me subo a una nave, tengo que saber a dónde voy a ir. Cuando Cristóbal Colón vino a estas regiones de América, tenía un mapa con el cual  él pretendía llegar a un destino. Tenía puntos de guía, “el mapa”, “el GPS moderno”. Adónde vamos, allí va la programación. Entonces: lo que más necesitamos ahora, es esto: ¡Programas de trabajo! ¿Qué va a hacer la Iglesia? y a su vez, la iglesia, ¿para qué va a estar confederada la iglesia? Ahí tiene que haber planes de trabajo. ¿Para donde se va a dirigir la Iglesia?, ¿qué van a hacer los jóvenes?, ¿cuál es el programa anual de trabajo?, ¿metas?, ¿desafíos?, ¿cumplimientos?, ¿competencias?, ¿cuál va a ser el papel de ahora en delante de las mujeres?

El papel de la mujer gnóstica 

Una de las propuestas que ya venimos trabajando desde hace tiempo es, nada menos que en crear un sitio (web) eminentemente femenino -no feminista-, ya está la primera pared (aplausos). En ese sitio tienen que estar destacados todos los valores que menciona el maestro respecto de la mujer.

Las mujeres también –yo le decía a Marisol Lomelí cuando tuvimos la oportunidad de dialogar–, hablamos así, hasta metafóricamente, me dice: “Mas, aquí en México estamos esperando que Ixtaccíhuatl[3] se despierte”. O sea: Ixtaccíhuatl, está al lado del (volcán) Popocatépetl que es el símbolo masculino que ya está en actividad y a su vez está Ixtaccíhuatl el símbolo de la “mujer dormida”. Yo le digo: Marisol ¿hasta cuándo van a estar esperando las mujeres mexicanas que Ixtaccíhuatl despierte? ¡Ustedes tienen que ir a despertar a Ixtaccíhuatl! Dice: “pues verdad”.

Entonces, todas las mujeres. ¿Qué van a hacer las ñustas[4]?, las mujeres peruanas aquí presentes, ¡las ñustas del Sol! Y una de las razones por las cuales tal vez el maestro Samael me dejó entrar en medio de quinientas mujeres[5]¿qué sucede? Le pregunta una mujer, una dama gnóstica al maestro Samael, maestro: ¿Y cuál es el papel de las mujeres? Y con todo respeto a nuestro sindicato de los hombres, o como diría el maestro: “No son hombres aún, son proyectos de hombres”. Entonces, decía así: “el hombre se encuentra actualmente en un estado muy marcado de degeneración, le  corresponde a la mujer ayudarlo a levantarse y ella misma a levantarse”.

Entonces, le pregunta otra mujer al maestro: Maestro, “¿además del esfuerzo que yo tengo qué hacer conmigo misma, yo tengo que hacer eso con mi marido?”. Y le responde el maestro: “Así es, porque está degenerado”. Bueno, el punto principal está en que por eso está aquí colocada esta bandera del Languedoc francés, la bandera de los cátaros[6], cuyo símbolo principal es María Magdalena.

María Magdalena y otros personajes del Drama Cósmico

María Magdalena no fue la simple mujer pasiva. Porque ella viajó con dos símbolos principales: con María y con Sara[7]. La acompaña –como tú mismo lo dices–. Jesús necesitó de un hombre de riquezas materiales que fue José de Arimatea quien la acompañó. Si no hubiera tenido a un José de Arimatea, Jesús no hubiera sido necesariamente enterrado en una tumba. Solamente los hombres ricos de la época tenían sus tumbas personales y José de Arimatea no era ningún pobre, era rico.

Pedro (Apóstol), en la época –de acuerdo a las investigaciones de la National Geographic–, era un pescador poderoso, porque no cualquier persona podía tener un barco, aunque fuese un “barquito”. Llamamos así un barquito ahora. Sin embargo, era un barco muy poderoso en la época. Entonces, Pedro: era un pescador poderoso también. También, príncipes y reyes le ofrecieron poder, ayuda a Jesús. Ahí estuvieron los tres reyes magos. ¡Los Tres Reyes Magos! Mas, había un cuarto rey mago: Alazar. Alazar que también llega y le da todo su apoyo,  todo su poder.

La acción inmediata

Entonces nos encontramos en otro gran momento. Más necesitamos planes de trabajo, que cada una y cada uno en su lugar los establezca y que en diciembre sea establecido. –Como sucede en la Asociación Gnóstica de Brasilia, como sucede también en el grupo de chamanismo, en la Asociación de Antropología. Ya está realizada la programación con un año de anticipación. Yo ya sé que tengo que llegar a Brasilia dos veces en el próximo año. Ya establecida la fecha, ya está establecido el temario. Entonces, no podemos salir de aquí perdiendo tiempo.

Gusté mucho que también la Iglesia Gnóstica en Colombia ya esté trabajando con “Lucifer[8]. Y les cuento una anécdota relacionado a ese. En cuanto a eso te pido por favor –al operador de multimedia–, que lo vas posicionando, no va a ser proyección, va a ser solamente música, así que te puedes sentar aquí por favor.

Entonces: ¿qué sucede?

Comienza el maestro Samael en todo su proceso que estaba muy mal y va dictando para  mí y Oscar Uscátegui, todo lo que era, cada parte de ese “drama de Lucifer”. Eso es. Termina y Dondita (la maestra Litelantes) llama al maestro: “vamos a comer”. Entonces yo le dije así: “Maestro, lo vamos a acompañar a la comida y después voy a subir con Oscar y voy a realizar la transcripción de los originales”. Y me dice: ¡No! ustedes van a subir ahora directamente a la biblioteca y me van a transcribir la obra de teatro. ¿Por qué me dice así?, le digo: ¿por qué maestro? Responde: “Porque ustedes tienen que ir ahora ¡a la acción inmediata!” “¡Antes que la fuerza del enemigo secreto entre en acción!” Y le digo: Maestro, ¿y cuál es ese enemigo secreto? – ¡La mente!–.

Entonces tenemos que ir (chasquido de dedos), no sin precipitación, mas ya no ir perdiendo el tiempo para que las fuerzas de nuestro enemigo secreto, que es la mente; ¡ellos puedan entrar en acción! Necesitamos trabajar mucho con la propuesta, los modelos de cómo tenemos que presentar actualmente la Gnosis a la juventud. Tienen que trabajar iglesias, grupos; en Chile, en todas partes. Porque actualmente hay un gran problema, de cómo se debe presentar el abordaje de la sexualidad en la juventud. Aquí en Brasil, en este año, cincuenta y seis mil mujeres han sido estupradas o violadas. ¡Mayor que el índice de criminalidad! Entonces indica que tenemos que realizar un abordaje bien presentado sobre ese propio machismo que aún existe dentro de los gnósticos que interpretaron mal la doctrina del maestro Samael –y como muchas mujeres me han preguntado–: “¿solamente las mujeres en la Gnosis, solamente servimos para el Gran Arcano?” No es simplemente para eso, sirven para muchas más cosas, no solamente sirven para adornar una vela, para limpiar el lumisial, sino para cosas más trascendentales. Entonces nos encontramos en otro momento ¡muy diferente!, ¡muy trascendental! en el cual nosotros tenemos que trabajar.

¿Para qué sirve la Iglesia Gnóstica?

La Iglesia Gnóstica sirve para presentar, nada menos, que las propuestas de esos libros que forman parte de nuestros Evangelios. Si los Evangelios son difundidos en la forma canónica como lo hacen las líneas pentecostales y realizan ese esfuerzo de difusión de la Biblia, nuestros Evangelios Gnósticos de Nag Hammadi, de Qumram, el Evangelio Gnóstico de Felipe, de Judas, el Evangelio de María Magdalena y todos los demás tienen que ser difundidos. Tienen que realizarse conferencias, tiene cada uno que sacudirse el polvo de los siglos y ¡sin miedo! –que va a ser ahora la dinámica, dentro en unos dos o tres minutos– vamos directamente “a la acción inmediata! Como fue la frase del maestro Samael y que debe estar cada vez mas gravada: “¡Acción inmediata antes que las fuerzas del enemigo secreto entren en acción!”

La barrera del miedo

Lo principal -–con lo que quiero terminar y entrar a nuestra parte dinámica y ya  permitir el número de finalización–, es lo siguiente: en la ciudad de Culiacán –una ciudad muy al norte de México–. Estuvimos comiendo unas enchiladas suizas, que eran las preferidas del maestro Samael, enchiladas suizas, de queso, principalmente las de queso. Y… estuvimos hablando muy amenamente sobre un tema, nada menos que sobre el temor, el miedo, y ahora que es lo que se llama el “Síndrome del Pánico”, que cada vez más va tomando dominio de la humanidad. Entonces comentaba, que  antiguamente, por eso nace el Kung Fu. Se hacían exorcismos, técnicas para materializar a todos nuestros agregados psicológicos.

Entonces yo le digo, maestro: “enséñeme esas técnicas, yo quiero enfrentarme contra mis miedos”. Y me dice –“No, no te las puedo enseñar”–. Y le digo: “maestro yo quiero trabajar contra mis miedos”. –No te los puedo enseñar–. Y le dije, maestro: “yo quiero descubrir mis miedos”. Y      –para cerrar así el caso, para que no le siguiera insistiendo– dice  esta frase: “espérate un tantito y veras. Espérate un tantito y veras”. Bueno, nos fuimos. Pasó el tiempo y yo no escuche al maestro.

Iba a los cementerios abandonados, caminaba encima de las tumbas y llamaba: “Que venga aquí el miedo, que se materialice”. “Donde está el guardián del umbral, que venga aquí para asustarme”. Y nada. Me metía en esas iglesias abandonadas de los antiguos cascos de las haciendas mexicanas, allí me sentaba en el confesionario, en las gradas del altar: ¿Dónde está el miedo? ¿Dónde está el guardián del umbral? Ven aquí para asustarme, y nada. Nada que llegaba. Después, pasó el tiempo y no me asustaba nada, ni el guardián se aparecía por ningún lado.

Me tocó ir a cumplir la misión de la Gnosis en Barcelona, en España. Y el líder de esa época, (porque no me gusta criticar a nadie públicamente, ni mencionar sus nombres) me logró, con una estrategia tremenda, atacarme y golpearme justamente la parte económica. Me dio en la torre, en mi parte económica. Y allí pude descubrir el primer miedo: ¡Miedo a la pobreza! Después también observe en el espejo, en Barcelona que me estaban naciendo arrugas y comencé a sentir el segundo miedo. ¡Descubrí el miedo a la vejez! Luego me invitaban a la radio, a la televisión española y yo aprendí a cruzar bien la pierna para que no me vieran que la suela del zapato estaba así como que con tremendo hueco, como los zapatos de “Cantinflas”, y me descubrí que tenía ¡miedo al qué dirán! Luego también vinieron problemas en mi primer matrimonio y apareció el ¡miedo a perder el  amor del ser querido! Y luego, el resto de los siete, que yo llamo: Los siete fantasmas del miedo! Y uno de ellos: ¡el miedo a la muerte! Porque después me tocó sufrir un accidente y conocí la grandiosidad de la Madre Muerte y me recordé de lo que me había dicho vuestro padre –dirigiéndose a Salomón e Imperator-. “Espérate tantito y verás”.

Entonces, para bien, quiero dejar como semilla principal, –porque esa es mi misión con todos vosotros–, estar dedicado cada vez más a entregarles libremente la enseñanza del maestro, como la viví, como la he investigado, como me he ido, me he sumergido en la fuente del Gnosticismo y que cada uno de nosotros en la estructuración de este gran idealismo de nuestro Marco Polo gnóstico, con todos vosotros y los nuevos integrantes, es que él siempre expresó una frase, otra frase, que en ese mismo orden lógico del miedo, donde dice que “nosotros tenemos que borrar de nuestro  diccionario, la palabra temor”, y por eso uno de los grandes discípulos de Rudolf Steiner en el área de la Sociología, escribió un libro que se titula: “Los Dragones que obstaculizan las grandes obras sociales”, o los grandes emprendimientos. Como esta versión turbinada de la Gran Confederación.

Entonces, sin temores, porque el temor, el miedo es ignorancia, antítesis del conocimiento. Yo les quiero presentar una canción brasileira –ese es mi número artístico, “no contaban con mi astucia, me lo sospeché desde un principio”–. Este tema es una composición de uno grandes compositores, músicos brasileiros (ponle pausa, sino se van a poner todos a bailar) que se llaman Toquinho y Vinicio De Moráis, esa canción se llama: “Sin miedo”. Por eso me hace recordar tanto a nuestro amado Samael.

La letra dice así –después la vamos a escuchar una primera vez, la voy a ir explicando. Y después todos vamos a acompañar el estribillo o la estrofa que dice–, “abandona el mundo sin miedo, atraviesa la calle (o la rúa).

Vamos a escuchar porque está en portugués, porque cada vez más ustedes van a venir aquí a Brasil, los de Brasil van a ir –como lo dice Carlos, que ya visualizo que van a ir muchos brasileiros- al próximo Congreso en Colombia. Entonces el estribillo es: “Sin miedo”. Y sin miedo es para que nos quede bien ese decreto, esa enseñanza grandiosa del maestro Samael, de cumplir, de regresar a nuestros países, a nuestras ciudades con nuestros hogares, hijos, seres queridos, multiplicarles esa semilla de “Sin miedo”. Vamos a escucharla por la primera vez, después tú me vas a ayudar –los brasileiros allí–. Los dos técnicos, los dos profesionales, que pido para ellos un merecido aplauso (aplausos). Podemos ir llevando el ritmo, los brasileiros son gente feliz, gente de ritmo, de swing. Ahora sí.  (Se escucha la canción y los asistentes cantan el coro).

Bandera de Languedoc, Occitania, Francia y la cruz cátara
Bandera de Languedoc, Occitania, Francia y la cruz cátara
ixtaccíhuatl
ixtaccíhuatl

 


[1] Minutos antes. Con motivo de la elección de Enio Chiappeti, como miembro de la Junta Directiva provisional de la Confederación Mundial de Instituciones Gnósticas, luego de que Fernando Salazar, no aceptara la postulación como integrante del Directorio Provisional de la Gran Confederación.

[2] Dirigiéndose a Salomón Gómez, hijo del bodhisattva  de Samael Aun Weor y Mayor de las fuerzas armadas de Colombia.[3]Volcán inactivo que se localiza en el centro de México, por  la elevación de sus picos durante siglos nevados y por su silueta, se le conoce como la “Mujer blanca” o la “Mujer dormida”.

[4] Nombre quechua para las princesas vírgenes del Tahuantinsuyo, en el imperio Inca

[5] En la Asamblea Mundial de Damas Gnósticas, en el marco del Congreso de Guadalajara, México, de 1976.

[6] En el salón donde se desarrolló la conferencia, estaba colocada la bandera cátara.

[7] En el sur de Francia por tradición oral se narra la historia de la llegada de María Magdalena, José de Arimatea, con María (una de las tres Marías) y con Sarah, su hija.

[8] La obra de teatro, el drama del mismo nombre escrito por Samael Aun Weor.

La reencarnación en la Biblia

Introducción

El psiquiatra norteamericano: Brian Weiss, autor de “Muchas vidas y muchos maestros”, “A través del tiempo”, brian-weiss“Solo el amor es real” y muchas obras más, en una entrevista explica cómo a partir del tratamiento que aplicó a una paciente a quien él llama simplemente: “Catherine”, fue encontrándose con la realidad de las vidas pasadas de sus pacientes:

 “Esta paciente tuvo un efecto muy profundo en mi vida porque yo era un científico, había escrito bastantes libros y ensayos y mi reputación académica era notoria, estaba alcanzando incluso renombre internacional en psico-farmacología. Pero cuando comencé a trabajar con Catherine la visión que tenía de la vida y la muerte cambiaron por completo. Entonces se me habría podido definir como un agnóstico. Creía en la ciencia, en la lógica, en los valores del hemisferio cerebral derecho. Esto aconteció hace 23 años y desde entonces he tratado a 3.500 pacientes más. Empecé a investigar en áreas como la reencarnación y la conciencia humana sobre las que nunca se me ocurrió que podría llegar a investigar. En fin, cambió mi sistema de valores, me di cuenta de lo que era importante y lo que no”.

 De su trabajo en la actualidad, Weiss afirmó que: “Nunca he dejado de investigar y sigo siendo muy crítico. No sería científico aceptar las cosas sin evaluarlas cuidadosamente. Sin embargo, ahora soy más intuitivo. Sigo atendiendo pacientes y fundamentalmente hago regresiones, pero sobre todo estudio la conciencia. Por ejemplo, ¿cómo puede alguien saber lo que está ocurriendo en un momento determinado a seis mil kilómetros de distancia? ¿Cómo establecen los médiums contacto con los espíritus de difuntos? Estudio todo esto. No digo que todo sea religión o espiritualidad, sino algo científico. Se trata de energías y habilidades que tenemos para las que todavía carecemos de explicaciones científicas, pero las tendremos muy pronto”.

Weiss nos da el testimonio de un científico acerca de la “Reencarnación”, la transmigración de las almas o la recurrencia eterna y el “eterno retorno de las almas” desde el punto de vista científico.

Pero desde la perspectiva religiosa: en todas las antiguas religiones se enseñaba esta verdad objetiva. Los filósofos griegos: Pitágoras, Sócrates y Platón, se refieren a ella. Los textos de la India hacen mucha referencia al respecto. ¿Y la Biblia?

La reencarnación de Elías, el Profeta

eliasyangelCitamos a continuación este versículo elocuente: En el capítulo 11 del Evangelio de Juan, se narra el diálogo entre Jesús y dos discípulos de Juan Bautista. Y al referirse a este, en el versículo 14, el Señor afirma: “Y si quieres recibirlo, él es aquel Elías que había de venir”.

Es claro que el profeta Elías vivía muchos años antes de Jesús, en la época de Reyes y en este diálogo, el divino rabí de Galilea explica que Juan el Bautista es la reencarnación del profeta Elías.

En el capítulo 17:10-12, lo reafirma: “Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué, pues, dicen los escribas que es necesario que Elías venga primero? Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas. Mas les digo que Elías, ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron”.

En el último libro del Antiguo Testamento, atribuido a uno de los doce profetas menores: Malaquías, se lee lo siguiente: He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. (Mal 4:5)

En el Evangelio de Juan, capítulo 9 se lee la historia del diálogo de Jesús y sus discípulos respecto de un ciego de nacimiento: “Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, este o sus padres, para que haya nacido ciego?”

El Eterno Retorno en el Antiguo Testamento 

Es indudable que los judíos de esa época sabían de la ley del Karma y de que muchas enfermedades tenían origen en vidas pasadas.jesusyciego En apoyo de lo anterior, transcribimos algunos versículos de Eclesiastés, en el Antiguo Testamento:

“Generación va, y generación viene; mas la Tierra siempre permanece. Sale el Sol, y se pone el Sol, y se apresura a volver al lugar de dónde se levanta. El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros vuelve el viento de nuevo. Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo. Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar, nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír. ¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del Sol. ¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido. No hay memoria de lo que precedió, ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después” (Ec 1:4-11).

Es indudable que si “no hay nuevo bajo el Sol”, los seres humanos que tenemos actualmente cuerpo físico y vivimos en el planeta Tierra, tampoco somos nuevos. Tampoco es primera vez que estamos viviendo en la Tierra.

El problema del hombre occidental es que en su paradigma del tiempo cree que este es lineal, cuando todas las antiguas culturas concibieron el tiempo como circular.

Respecto de la recurrencia eterna o la repetición incesante, Pedro Ouspensky en el capítulo titulado: El Eterno retorno y las leyes de Manú, de su obra: “Un Nuevo Modelo del Universo, explica lo siguiente:

Jesús indudablemente supo de la repetición y hablaba de ella con sus discípulos. En los Evangelios hay muchas alusiones a esto, pero el pasaje mas incuestionable, que tiene un significado definido en los textos griego, eslavo y alemán, ha perdido su significado en las traducciones a otras lenguas, que tomaron la palabra más importante de la traducción latina. “Y Jesús les dijo: De cierto os digo, que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración… (Mat. 19, 28).

En alemán las palabras έν τη παλιγγενεσία. son traducidas “in der Wiedergeburt”. El griego παλιγγενεσία, el eslavo y ruso pakibytie, el alemán Wiedergeburt, pueden ser traducidos solo como existencia repetida (nueva existencia) o nacimiento repetido (nuevo nacimiento). En latín esta palabra fue traducida como regeneratio, que en el primer significado correspondía a nacimiento repetido. Pero más tarde, debido al uso de la palabra regeneratio (y sus derivados) en el sentido de renovación, perdió su significado original.

Diferencia entre retorno y reencarnación

 Ahora bien, es preciso aclarar conceptos. ¿Qué es lo que retorna incesantemente a este valle de lágrimas? Después de la desencarnación, la Esencia maravillosa atrapada entre el Ego y este a su vez, envuelto en los cuerpos sutiles lunares, busca la luz astral y se sumerge un tiempo en la quinta dimensión. De acuerdo con las leyes que rigen las causas de la existencia, un día determinado, esa Esencia y su Ego envuelto en los cuerpos lunares, volverá a iniciar una nueva vida.retyreen

En este sentido, el venerable maestro Samael Aun Weor, en su obra: “El Misterio del Aureo Florecer, explica que: “Los egos retornan incesantemente para repetir dramas, escenas, sucesos, aquí y ahora. El pasado se proyecta hacia el futuro a través del callejón del presente. La palabra reencarnación es muy exigente; no se debe usar de cualquier manera: nadie podría reencarnificarse sin haber antes eliminado el Ego, sin tener de verdad una individualidad sagrada.

Encarnación es una palabra muy venerable; significa de hecho la Reincorporación de lo Divinal en un hombre. Reencarnación es la repetición de tal acontecimiento cósmico; una nueva manifestación de lo Divino…”

Más adelante, explica el Avatar de la Era de Acuario que: “Normalmente dichos “agregados psíquicos” se procesan en los mundos astral y mental. Raras son las esencias que logran emanciparse por algún tiempo de entre tales elementos subjetivos, para gozar de unas vacaciones en el mundo causal antes del retorno a este valle de lágrimas.

Por estos tiempos tenebrosos del Kali-Yuga la vida celeste entre la muerte y el nuevo nacimiento se hace cada vez más imposible… la causa de tal anomalía consiste en el robustecimiento del Ego animal; la Esencia de cada persona está demasiado atrapada por el yo pluralizado.

Los egos normalmente se sumergen dentro del reino mineral en los mundos Infiernos, o retornan en forma inmediata, o mediata, en un nuevo organismo. El Ego continúa en la semilla de nuestros descendientes; retornamos incesantemente para repetir siempre los mismos dramas, las mismas tragedias. Debemos hacer hincapié en eso de que no todos los agregados psíquicos logran tal humano retorno; realmente muchos yoes diablos se pierden debido a que, o bien se sumergen dentro del reino mineral, o continúan reincorporándose en organismos animales, o resueltamente se aferran, se adhieren a determinados lugares.kali

En otros párrafos seleccionados de tan magnífica obra, el Kalki Avatar sigue explicando: “Todo ser viviente al morir se lleva más allá de la muerte el átomo simiente de su cuerpo físico. Los señores del Karma depositan tal átomo en el zoospermo fecundante a fin de que podamos reincorporarnos. El extremo del hilo magnético está unido a tal átomo… Cualquier criatura durante el sueño normal se sale del cuerpo para viajar muchas veces y a remotas distancias; el “hilo de la vida” se alarga hasta el infinito y siempre nos permite regresar al cuerpo físico.  Al morir, los ángeles de la muerte cortan ese hilo plateado y entonces es obvio que ya no podemos regresar al cuerpo físico…”

En este proceso, reencarnan los grandes iniciados, los maestros de la luz, los mensajeros de lo alto, los avataras. Diferente es la condición de la mayoría de la humanidad. Respecto de la mísera condición humana, el Buda Maitreya explica: “Para los budhatas (esencias) inconscientes del valle doloroso del Samsara, todo es diferente, desencarnan sin saberlo y se reincorporan automáticamente bajo cualquier signo. En esto del retorno no existe injusticia; los maestros del Karma eligen el signo zodiacal de aquellos que duermen. Cuando inhalamos por vez primera, devenimos impregnados íntimamente por la estrella que ha de gobernar nuestra nueva existencia…

“Cada mala acción es una letra que firmamos para pagar en la vida subsiguiente. La ley de Acción y Consecuencia gobierna el curso de nuestras variadas existencias y cada vida es el resultado de la anterior. Comprender íntegramente las bases y “modus operandi” de la ley del Karma es indispensable para orientar el navío de nuestra vida en forma positiva y edificante…”

La Jornada del Héroe (Segunda parte)

Publicamos la segunda conferencia de Fernando Salazar dictada en Foz de Iguazú, Estado de Paraná, Brasil; el día 8 de noviembre de 2013, en horas de la tarde. Impartida en el marco del IV Congreso Internacional de la Confederación Mundial de Instituciones Gnósticas.

Liberarse del sufrimiento

…Como dice también el amado Samael en su libro, “El matrimonio perfecto”: “todo lo que es sufrimiento y dolor no es de Dios, es de satán”. Entonces por eso nosotros tenemos que estar cada vez ¡más felices!, ¡más entusiastas!, más allá de nuestros sufrimientos. A mí las personas siempre me preguntan: ¿y tú porque siempre vives sonriendo? Porque yo he sufrido mucho, solamente tengo que agradecer a esa Gnosis que me dio las herramientas para poder superar todos mis sufrimientos y por eso siempre explico, que la diferencia entre un gnóstico verdadero y un no gnóstico es, que él no gnóstico sufre y no sabe el origen de su sufrimiento y no tiene las herramientas para liberarse de ese sufrimiento. Y el gnóstico conoce el origen de su sufrimiento y tiene todas las herramientas para liberarse de ese sufrimiento”. Entonces, no podemos justificarnos que no nos podemos liberar de nuestro sufrimiento. Si es posible, yo no voy a entrar ahora en detalles todo lo que me ha tocado sufrir, etc. Sino ir por el lado más positivo: las buenas noticias de esta grande obra del maestro Samael.

El Logos de la Fuerza

Entonces, por la mañana mencione que una cosa es la figura física que conocemos de ese gran bodhisattva que encarna el Logos Samael como Unidad Múltiple Perfecta. Un Logos es Unidad Múltiple Perfecta, el Logos de Marte. Entonces, por lo tanto: es Unidad Múltiple Perfecta de la Fuerza. Y donde está la fuerza, está Samael. Está en el corazón de cada uno de nosotros que está en nuestro sístole y diástole, en toda esa sangre, ese oxigeno que está circulando por nuestras arterias, en nuestras venas, en el fuego que se está moviendo en todos los volcanes; en la fuerza que hace girar a nuestro planeta Tierra, el Sistema Solar, la Galaxia. Ahí está Samael. No quedó distante, no quedó perdido. Y como él menciona y dejó en uno de sus escritos: “Estoy aquí para que sea invocado, llamadme, soy vuestro amigo, invocadme, llamadme, que estoy para ayudarles”.

El volcán Tunupa

Entonces voy a contarles dos historias para luego ir a nuestra parte práctica que queremos experimentar en el día de hoy. Hace muchos años -también eso comentaba con Imperator (Gómez), Salomón (Gómez) y toda la comitiva-, que tuve la oportunidad de estar  en el año 1990 en Lima, Perú. Felicitaciones a esa numerosa delegación de los hijos del Sol, los incas, las ñustas, que están aquí presentes. ¡Qué bonito homenaje le hacen a la obra del maestro! a esta convocación que realiza la gran Confederación.

Y resulta que me tocó participar de una reunión con los líderes de grupos étnicos -porque la palabra “indígena” no debe existir en el lenguaje de un gnóstico. Es grupo étnico. Indígena es más despectivo, peyorativo, es grupo étnico-.

¡Aquí en América no fueron descubiertos “indios”. Fue descubierta: América!, con grandes civilizaciones, grandiosas, trascendentales. Mas, en esa reunión, los líderes de grupos étnicos de varios países andinos, tenían un mal objetivo. Ese mal objetivo era nada menos que generar un movimiento armado. Ya existía en el Perú “el Sendero luminoso”, que siempre digo que no tenía nada de luminoso porque destruía todas las estaciones de luz, etc. Y este movimiento quería iniciar guerra, movimientos de sangre a través de los grupos étnicos, ahí en esas regiones.

Esa reunión, en esas inspiraciones, en esos momentos en que uno es el instrumento de la divinidad; logré realizar un buen discurso, como diría Carl Jung: tuve un buen insight, fui iluminado. Y mi discurso llevó a que ellos abandonaran esa idea de violencia y se entraran por la difusión del conocimiento. La sabiduría que tienen todos los grupos étnicos, en este caso, toda la región andina. Y ellos como gratitud, como agradecimiento me dieron una carta – en esa época, no existía el internet y toda esa tecnología-, con una maquina Olivetti portátil. En esa carta me daban autorización para subir al volcán Tunupa, en Bolivia,  a 5048 metros de altura. Donde decía que yo iba con sentimientos, actitudes no de explotación económica o arqueológica; que me abrieran paso y me apoyaran. Así fue como llegamos hasta el volcán Tunupa. Llevé una espada del grupo de Oruro, porque ya me habían dicho que ahí tenían un altar. Todos los sacerdotes andinos, allí llegan, realizan toda su ritualística de las aguas sagradas para que las cosechas  sean buenas en esos países andinos. Entonces sabía, que había un altar en la boca del volcán dormido. No estaba activo, por eso pude llegar hasta la boca del volcán.

Entonces llegué allí y pronuncié estas palabras que van a ser familiares para todos ustedes: “¡Samael, rey de los volcanes!”, “¡Michael príncipe de la luz astral!”. Tomé la espada y la clavé en el centro de la boca del volcán. Inmediatamente toda la Tierra comenzó a movilizarse. Y digo así dentro de mí: “Sí maestro ya sé que tú estás presente. Mas, no agites, mas, aquí este volcán, porque las piedras de dos metros van a caer encima de mí, yo quiero vivir más”.  Entonces aquí es para mostrarles que: en un lugar tan lejos, tan alto, se invoca a Samael, -es como tú dijiste y quiero que lo escuchen todos los presentes-. “Se invoca a Samael y él: ¡está presente!”

El rayo de Samael

Bueno, observemos: más recientemente -resulta que tengo en Sao Paulo una gran amiga que ella es representante de más de 50 cantantes y cantoras liricas (de ópera)-. Y ella es invitada a un grupo gnóstico a recibir las enseñanzas, me llama y me dice: “me hablaron de un tal Samael, mas yo te digo Fernando” -porque ella no es de los estudios gnósticos, solamente fue ese día invitada-. “Yo te digo que yo ya conozco a Samael”, le digo, “mira: mañana te voy a enviar vía email una foto del maestro Samael”.  Le envié la foto del maestro cuando estaba en el Summum (Supremum Sanctuarium) con su vestidura blanca, y otra, donde estoy con el maestro. Le envié las fotos y ella me retorna y dice: “No sé cómo, no te lo puedo explicar, más yo conozco ya a Samael. Pregunto: ¿Cómo conoce ya a Samael? Claro. Todos nosotros conocemos a Samael desde otras épocas; no solamente de esta, nosotros somos hijos e hijas del Señor de la Fuerza desde otras épocas. Ricardo que es el vicepresidente de la Editorial que está representándose aquí en este evento con la edición de los libros, comentaba en el Workshop sobre el Pistis Sophia en Brasilia, sobre el final triste de los cátaros, de los gnosticos del sur de Francia.

Más de veinte mil cátaros fueron quemados en una noche y dice él en el final de su conferencia: “y muchos de ustedes que están aquí presentes, fueron quemados en esa historia; mas, están volviendo ahora con un nuevo cuerpo y continúan practicando, vivenciando la Gnosis”. Ese día después de que ella me dice “yo ya conozco a Samael”, le dije: voy a ir, el día sábado yo tengo que ir a Sao Paulo y te voy a hablar de Samael. Mas, resulta que fui al apartamento de esta gran amiga y ella ya había viajado a México. Y en México, ella había comprado nada menos que un cráneo de cristal. Mas, de color azul. No es muy común encontrar en los mercados de artesanías en la ciudad de México cráneos color azul, de cristal. Así como los famosos cráneos que se hallaron en Guatemala, Belice, así del mismo tamaño. Y luego habíamos programado que íbamos a realizar una meditación en Samael.

Estábamos en el décimo cuarto piso, allá en la ciudad de Sao Paulo y ella en un momento me dice: Fernando ¿cuándo vamos a realizar la meditación? Yo le dije: ahora. Le dije: quiero que pongas ese cráneo de cristal en el centro de la sala. Pusimos música y luego iniciamos la invocación de Samael.

Invoque a Samael, nuestro amado maestro, invoque a Tonatiuh, el Señor del Sol e invocamos también a Tonanzin, la divina Madre de los aztecas. Y cada vez que pronunciaba el nombre de Samael comenzaban las descargas eléctricas a caer en toda esa región de Sao Paulo. Pronunciaba Samael, las descargas de los rayos en ese momento. Después de que terminamos la meditación yo pido a todos que terminemos nuestra meditación realizando la runa sig. El esposo de ella, de esta gran representante de cantores liricos, está cuadripléjico. Mas, hay algo que me emocionó. Él sin ser de la Gnosis y cuadrapléjico, él tomo su mano derecha  con la mano izquierda e hizo la runa SIG y nuevamente otro rayo ¡brilló y tronó…!

Después que regresé a mi casa -la casa de ustedes- yo le digo así al maestro Samael, en mis oraciones: “¡Maestro! ¡Qué demostración! ¡Muchísimas gracias! ¡Estaba muy fuerte! en esta noche. Entonces, el mismo Imperator y Salomón saben que jamás yo pueda ser acusado o criticado de mitificar a Samael. Todo lo contrario. He sido muy ortodoxo al no crear fantasías, de historias encima de nuestro amado maestro. Esto lo estoy mencionando, es para que nosotros logremos tomar conciencia que tal vez algunos no tuvieron el privilegio físicamente de estar al lado del maestro, mas, también estar al lado del maestro no significa que tú ya te despiertes, que seas un iluminado, un iniciado, ¡no! Tenemos que aprovechar ese beneficio, esa bendición, porque él mismo decía para sus estudiantes de Tercera cámara: “muchos de ustedes están aquí hace más de veinte años, y continúan iguales. No han cambiado nada”.

Entonces no asegura. Y muchas personas que han estado lejos, muchos de ustedes, aparentemente lejos, en una forma física; el trabajo, los esfuerzos que están realizando por la obra del maestro: son extraordinarios. Entonces, queríamos dar ese directo testimonio de que esa fuerza, esa energía, está presente. Entonces por eso vamos a ponernos ahora de pie, nuevamente. Mas, ya no más abrazos, por favor. Eso para otro momento. Vamos a tomar nuestras manos, así. Y lo único que vamos a hacer ustedes me van a acompañar, me van a escuchar a mi pronunciar: “SAMAEL”-  y después ustedes van repitiendo al ritmo y en la cadencia, la palabra de SAMAEL.

Cerramos nuestros ojos, nos concentramos en la Unidad Múltiple Perfecta de la Fuerza, que es Samael:

SAMAEL…..SAMAEL…..SAMAEL……SAMAEL…..BIS, BIS, BIS.

Después del momento en que comande soltar nuestros brazos, vamos a soltar nuestros brazos, llevar toda esa energía a nuestro interior. Podemos soltar nuestros brazos y podemos sentarnos. Gracias por la participación.

El Eterno femenino

Quiero dar una serie de buenas noticias, a partir de este momento, ya sobre la grandiosidad de la obra del maestro Samael. Nosotros, sin orgullo alguno, nos encontramos nada menos que en lo que se llama: la Universidad del conocimiento. Porque la Gnosis de Samael tiene esa capacidad de ser la síntesis de todas las religiones, a través de la cual nosotros podemos llegar a comprender las otras propias tendencias gnósticas.  Les doy un ejemplo concreto. Actualmente en Europa existe una gran movilización del movimiento cátaro. El movimiento cátaro, es gnóstico. ¡Los cataros!, ¡los puros! que fueron quemados por los dominicanos -domini-can- (canes de Dios), quemaron a veinte mil gnósticos como ya mencionamos minutos atrás. Se caracterizaron por esa pureza. Y tenían como símbolo principal: el arquetipo, el icono, ¡nada menos que de María Magdalena!

Por eso, en el sur de Francia, existe la torre Magdalena, y en esa torre Magdalena, está ese símbolo de que ella junto con José de Arimatea, traían nada menos que el Santo Grial. Y después José de Arimatea continúa hasta Monserrat, etc. Es algo que no me toca, no me compete el día de hoy tratar. Mas, quedó toda esa fuerza del símbolo del Eterno femenino que habla el maestro Samael. Y por eso consideramos que el papel de la mujer es muy importante dentro del mismo Gnosticismo.

En el Congreso de Guadalajara, el maestro Samael organizó el “Encuentro Internacional de Las Damas Gnosticas”; donde había más de 500 damas gnósticas.  Tuve el privilegio de entrar porque era el secretario del maestro, si no, no hubiera podido entrar.

Mas, ¿qué sucede con todo esto? Actualmente, en esa interpretación, también equivocada o ignorante, sobre el mismo Gnosticismo de nuestro amado Samael, las mujeres han quedado en un papel secundario.  Tal vez limitadas a limpiar lumisiales, a arreglar las flores, y nada más. Pero, ese no es el papel de la mujer tampoco. El papel de la mujer tiene que ser totalmente activo, dinámico, creciente. Porque la mujer utiliza -no la fuerza de nosotros los hombres-, sino nada menos que ese gran símbolo representativo que es la Pistis Sophia, el Poder-sabiduría. Y por eso aquí observamos como buenas noticias para ustedes las mujeres que, por ejemplo, la Iglesia Gnóstica, aquí en Brasil, dentro de poco tiempo va a estar directamente, sobre el comando de una mujer. Una abogada, la doctora Helen. En la academia brasileña de Gnosis está como presidente una mujer. La asociación Gnóstica de Brasilia tiene como presidente a una mujer. No se asusten los hombres que no vamos a perder nuestro trono… Es el momento de la presencia de la fuerza dinámica, del equilibrio de algo que estaba faltando por parte de las mujeres.

Dialogaba con una hermana gnóstica, allá en  Querétaro, (Marisol), ella tiene un programa de radio. Le digo: ¨Marisol, es el momento de lo que se llama en Europa: “el rescate de las diosas”. Porque la mujer, como podemos observar actualmente, en internet, se ha vulgarizado en esa falsa conquista de la libertad que intentó conquistar- entre comillas-, igual que nosotros los hombres. Solo existe el mayor grado de degeneración por parte de la misma mujer.

Entonces es el momento que la propuesta del Gnosticismo llegue vigente porque la Gnosis de Samael la que realiza ese rescate, hablando siempre del Eterno Femenino de Dios. Samael tuvo esa característica con su propuesta totalmente doctrinaria.

Entonces el símbolo principal que está tomando ahora fuerza es esa Maria Magdalena, que para los gnósticos, no fue la mujer pecadora, sino todo lo contrario: ¡la amada de Jesus! ¡La mejor discípula de Jesús  en la interpretación de los misterios de la luz del Pistis Sophia!

Entonces eso es muy importante que nosotros sepamos que se está gestando. Y actualmente en el mundo observamos eso. Está cada vez la fuerza femenina más presente en los ambientes de poder, como es aquí en Brasil (independiente de cuestiones políticas). En Chile también va a ser la lucha política (a partir del próximo año) de dos mujeres. La Bachelet que  ya fue Presidente. Y  también otra que es hija de uno de los coroneles de la Dictadura. En Alemania que es un país altamente machista, una mujer. Actualmente quien está siendo postulada para ser la Premio Nobel de la Paz, es una mujer, una adolescente de 16 años: Malala, que recibió un tiro en la cabeza. No se acobardó y todo lo contrario. Va y entra en la propuesta de la cultura de paz, que gracias a los hermanos de Guatemala, que quieren llevar para la juventud  estas nuevas lideranzas, esos nuevos líderes: cultura de paz, valores humanos en la educación.

Semillas del conocimiento

Entonces observemos que nos encontramos en un momento muy lindo. En un momento histórico de la propia Gnosis. Ya no de tristeza, de divisiones, sino ahora ha llegado el momento de recoger la cosecha. De la cosecha, realizar como en los antiguos tiempos la presentación en ese homenaje a la divinidad. Este es nuestro fruto. Estos son los frutos de la vida. Estos son los frutos de la Obra. Estas son las tierras filosofales como me enseñó el amado Samael que somos cada uno de nosotros. Nosotros somos nuestra tierra filosofal, que debe estar cada vez más fértil.

Ya pasó el período de que nuestras tierras filosofales estuvieran desérticas, estériles, donde la propia semilla de la sabiduría, del conocimiento de la Gnosis, no podía penetrar, no podía más fructificar. Es otro momento muy lindo. Observemos, ¡tan lindo!, tan lindo por ejemplo, de algo que está aconteciendo así dentro de las buenas noticias, que no podemos mas -como dialogaba con algunos hermanos antes de iniciar este lindo encuentro, este Congreso-, ya no podemos estar escondiendo la palabra Gnosis. No tenemos que estar escondidos con complejo de inferioridad. No podemos estar por allá perdidos. Tenemos que reconocer que somos gnósticos.

La palabra gnóstico, (se refiere a) aquel que es el conocedor,   el que tiene luz, el que tiene que ser un Teóforo como hablan los maestros del Desierto. Aquel que multiplica la luz (como tú bien lo dijiste querido Carlos) a través de los libros. A través, otros, de las palabras. Estaba hablando con Luis (que está por allí) de que él lleva el conocimiento. Cada uno de nosotros a nuestra manera tenemos que ser multiplicadores de esa semilla, de esa fuerza de la luz.

Y quiero darles noticias: ¡esa obra del maestro Samael de la cual todos nosotros estamos aquí, por la cual estamos convocados y estamos presentes, está llegando a los más altos niveles de representación!  En el inicio de este siglo estuve en Brasilia dos veces, en dos foros mundiales de ciencia y religión, al lado de dos astronautas, uno ruso y el otro, el astronauta Edgar Mitchell, hablando y sin esconder la palabra Gnosis, sin esconder que mi maestro fue Samael. No lo escondo. Y todo lo contrario, mostrando la belleza, la grandiosidad de su propia doctrina: La Gnosis. Compartiendo, estando al lado, al lado de la máxima autoridad de nanotecnología, un gran rabino. Abrazados con un gran rabino, abrazados con el padre de la medicina cuántica en la India.

La Gnosis ahí está presente al lado, al lado de científicos, de astronautas rusos, de todos los niveles. Es por eso: no podemos estar acomplejados. Yo soy gnóstico (en vos baja) (y luego alzando la voz) No, ¡Yo soy gnóstico!, ¡Yo tengo el conocimiento! Mas, no con una actitud de orgullo, sino todo lo contrario. Eso es lo que siempre admiré en el libro de: “Voluntad Cristo” de nuestro amado Samael donde él dice: Jesus, Jeshua Ben Pandhira, no dobló su rodilla delante del hombre más poderoso que representaba a Roma en la época, delante de Poncio Pilatos. ¡Tuvo dignidad!

Es el momento de la dignidad de todos nosotros. No podemos estar escondidos, tenemos que estar activos, con nuestra frente bien en alto, con los ojos bien brillantes, realizando actitudes, buenas conductas, a través de esa vivencia grandiosa de la Gnosis.

Volver a los Misterios de la Gnosis

Me siento también muy feliz de haber dialogado con los representantes de la Iglesia Gnóstica también de Colombia aquí en este evento. Por la siguiente razón: Me preguntaba la directora (quien está ahora a la mano derecha de la Iglesia Gnóstica aquí en Brasil) la doctora Helen. Me preguntaba a mí lo siguiente: ¿Cuál va a ser el papel de la Iglesia Gnóstica en este presente moderno? ¿Para qué sirve una Iglesia Gnóstica?

Me hizo una pregunta difícil. Bastante difícil. Mas viene una fuente, una respuesta totalmente extraordinaria, de una fuente, un origen, si nosotros vamos a beber en la fuente de nuestro propio Gnosticismo. La propia respuesta está dada, nada menos que en Carl Jung. Ese gran psicólogo suizo que dio origen a la Psicología humanista. La religión no es el opio del pueblo, como decía Carlos Marx. La religión es algo inherente al propio hombre como si fuera su propio instinto, y asociado a esto con alguien que es mi gran amigo, y que también conoció a Carl Jung, el doctor Geraldo, la máxima autoridad, un psiquiatra, la máxima autoridad en regresiones y vidas pasadas. Le decía a él, el sábado pasado cuando me despedía en Sao Paulo: Doctor, ¿qué problema terrible el de la depresión?. Me dice: “Si Fernando, y está la situación muy triste. Hasta el año 2030, 50% de la humanidad estará sufriendo de depresión”.

Y eso lo dialogábamos con Enio (Chiappetti), cuando veníamos desde Francisco Beltrão  hasta Foz de Iguazú. ¿Por qué? Porque más allá de todo ese trabajo que nosotros hacemos por ganarnos nuestro sustento, siempre va a aparecer un vacío existencial. Y ese vacío existencial, solamente será llenado a través de la propia propuesta de las religiones, y allí estará el papel importante de la Iglesia Gnóstica. Porque el mismo estudio de la Psicología junguiana, la riqueza, -porque Jung fue uno de los grandes gnósticos-. Y gracias a Jung nosotros tenemos nada menos que los manuscritos de Nag Hammadi. Él influyó mucho a nivel mundial para que llegaran al público y ahora nosotros los tenemos.

Y que es lo importante que dice Jung, que hay encima de la religiosidad, los gnósticos se caracterizan, trabajan siempre a través de simbologías, mitos, leyendas cuya riqueza principal se encuentra establecida a través de su ritualistica. Y los  propios psicólogos humanistas o Youngianos dicen lo siguiente: ¿Cuál es la diferencia entre el sacramento católico y el sacramento del gnóstico? El sacramento católico solamente estimula la fe. El sacramento gnóstico entrega el misterio. Nos hace penetrar con toda su fuerza  sacramental (sin entrar en redundancia de palabras) en los misterios, los misterios Mayores que ya se dejaron de hablar dentro de las  mismas filas del  gnosticismo.

Nos alejamos de la fuente, y la Gnosis de Samael no es una religión del New Age o de la Nueva Era. Ees algo que tiene pasado, que tiene fundamentos, ¡que tiene valores extraordinarios! y de los cuales nosotros tenemos que sentirnos dignos. Es tan fuerte, tan poderoso el sacramento gnóstico como es la propia iniciación, que les comento, algo que es mencionado por parte de Sogyal Rimpoche,  la máxima autoridad sobre la muerte en el Budismo tibetano: El solo hecho de que una persona en su vida tenga una iniciación espiritual, esa iniciación va a ser de gran ayuda cuando entre en el mundo del Bardo. Va a ser una luz, una lámpara, un cirio que le va a permitir encontrar la clara luz del Bardo y no dejarse desviar por la falsa luz del Bardo.

Observen algo tan simple, tan pequeñito aparentemente, entonces esa es la finalidad, el papel actual, justamente de esta Iglesia renovada que en este caso está  siendo aquí representada, tanto de parte de Brasil como a través de Pablo Lima (que después va a estar dialogando en otros momentos de acuerdo a la programación) como por ustedes respetados hermanos de la Iglesia Gnóstica de Colombia, de llevar luz.

El manantial de dulce ambrosía

La humanidad está en las tinieblas, que es ignorancia. ¡La gnosis es luz!, ¡conocimiento!, ¡antítesis de la ignorancia! Entonces nosotros tenemos que sacar a la humanidad de esa fuerza y por eso es que, para finalizar, me preguntaban y comentaba: ¿Por qué Samael develó el Pistis Sophia? Porque él, como él mismo lo menciona, como jamás él engañó a la humanidad como algunos lo acusan a él. Él siempre dijo que él, no cayó, sino descendió, “tiró su piedra filosofal al agua siete veces”. Pero, ¿Para qué? Para que la luz brillara más intensamente. La finalidad del Pistis Sophia es que cada uno de nosotros, podamos tener el tesoro de la luz que está ahí presente en el corazón de cada uno de estos gnósticos que estamos aquí, que hemos viajado, que estamos unidos, que queremos algo, que queremos sentir, que venimos con un objetivo extraordinario: El desvelar los sellos de la luz, que la luz brille más intensamente para que no suframos más en nuestra vida, para que seamos felices, para que tengamos ese Pleroma.

Nosotros tenemos que sentirnos satisfechos de haber llegado a este evento y tener que regresar (como lo comentaba Luis por allí) para llevar más luz a nosotros, para llevar más felicidad, para llevar esperanza. La Gnosis no es teórica, ¡la Gnosis es algo altamente iniciático!,  ¡maravilloso!, ¡trascendental! Y por eso nosotros debemos sentirnos felices.

La finalidad (para finalizar ya con mis palabras) nosotros tenemos que ser cada vez más personas, no superficiales en la propia Gnosis. Nosotros tenemos que ser profundos como los océanos de la Tierra y penetrar en eso, volver a los Misterios Mayores, volver a beber de la fuente del propio Gnosticismo, estudiar los grandes iniciados que el maestro menciona en sus obras (y como lo vamos a ver,  vamos a representar, en la mañana va a ser, domingo) de los grandes maestros del siglo XX.

Entonces es un momento maravilloso donde nuestra sed de verdad, de esperanza y de luz puede ser saciada. Y esa fuente, ¡ese manantial de dulce ambrosia, es la Gnosis de Samael!.

Continúen felices, unidos con la esperanza de juntos construir una obra y juntos en Samael. (Aplausos)

 

 

 

Entre la ceiba y el cantil

Entre la ceiba y el cantil

Ensayemos otro canto
y seamos chantres de una catedral mínima
de aquesta que acaricia los caminos
y lleva envuelta una luz en su pobreza…
Carne y sangre habitan brevemente juntas…
En tanto contruyen el alma desde el semen.

Nos toca hoy llevar el hacha adentro deste amable bosque
más cerca de las ceibas, de las ceibas y el río
plantar y callar… no en balde fuimos a Xibalbá
y ya es tiempo de hollar otra montaña.

Qué importa, pues, que al coro mío
lo acompañen nada más trovas antañas
y alguna lumínica antistrofa venida de Perseo
Es que en las fontas do dicen su augur las pitonisas
ahí se me dijeron cosas con baba de sierpes encendidas
¡Nocse Te Ipsum!

Por eso mi camino, ese que tengo a solas
y que sólo mi amada conoce de seguro
tiene una suerte de luz y algo de oscuro
acaso a ello se deba que me guarde entre las flautas
y toque para mi alma el hydraulis…
Me debo a mi mismo un caramillo
y quiero aprender la lengua de Zuyúa… Mirad que en Tula tengo abuelos
por eso me voy, al encuentro del viejo Gadu
Él me enseñará los oficios del muro y la madera
nivelaré la casa y a plomo las dos columnas nos guardarán de día y noche
Oh Alhá tengamos otras semanas para encontrar la escala de las siete gradas
y saludar los cuatro rumbos, y al arriba y al abajo y al adentro…
Sabed que en la vecindad derecha de mi casa se alza en la mañana Hun Ahpú.

Me voy de los oídos y el aplauso
allá las máscaras y las túnicas
sólo me llevaré la niña blanca
que me dio Melpómene
los metros sagrados de Esquilo
y los sonetos del Guillermo del Támesis (que debo aún llorar las lágrimas de Lear)
A Lope y a Hugo los llevaré completos
y en la diestra la maza yaquí de Kiché Achí (y los asuntos ciertos del viejo Rabinal)

Unas sandalias quiero, que me voy
y una hoz adamantina para segar legiones
y acaso un magno sombrero del gran Señor que guarda abajo… bajo su ala me iré sin que me vean
Sí, dadme ¡Oh Cielos!, ¡oh Tierra!, aquel espejo de Atena…

Para seguir el canto que ahora toca
no necesito equipajes de mundo
tan sólo dos serpientes que alcen el camino
un cayado sencillo y una mudada simple…
las aves tienen mucho y cambian poco su ropa
el canto es lo que importa… una danza que gire
como arriba derivan los astros y los números…

Me voy de los tinglados con cardio agradecido
bendigo a los que dejo y anhelo que las musas y los monos sagrados
guarden almas y oficios…
no dirá más mi gargante más que las voces
que me ordena el fuego…
aquellas que el agua tiene por supremas
y que elevan por dentro y hacia arriba.

-Luis Eduardo Escobedo Gowans-

Himno: Volverá Samael volverá

Volverá Samael volverá

 Samael es un canto guerrero

que se esparce por la humanidad.

Es un rayo que cruza certero

traspasando la aguda verdad.

 Es un verbo con voz de trompeta

que hacia a Dios, llama al hombre a encontrar

y entre salmos como estafeta

avatara que invita a formar.

Coro

Volverá Samael volverá

Sobre ríos de tiempo de allá más allá

y vendrá como un Sol en la noche vendrá

cabalgando en misterios de amor y de paz

Es la aurora que rompe la noche

y el silencio de tanto esperar

Samael es antorcha que enciende

corazones que van más allá.

Y en espacios con miles de esferas

una voz nos invita a buscar

el origen de todas las penas

que en milenios nos hizo girar.

Coro

Volverá Samael volverá volvera

sobre ríos de tiempo de allá más allá

y vendrá como un Sol en la noche vendrá

cabalgando en misterios de amor y de paz.

Vengan hombres, mujeres y niños

a beber de su gran manantial

que la sed, encontró  lenitivo

y Samael nos la vino a curar.

Canten todos con voz al unísono

Samael desde el tiempo vendrá

y un ejército de hombres guerreros

en la Tierra lo esperará

Coro

Volverá Samael volverá…

-Luis Emilio Sierra